Skip to main content

La tecnología Ultra HD 4K se adopta hoy como resolución estándar en el mundo de la televisión, impulsando Full HD 1080p. El alto rango dinámico (HDR) ya no es la próxima gran novedad: está aquí y está disponible en muchos formatos.

Lo mismo puede decirse de las pantallas de los teléfonos móviles «inteligentes», que alcanzan niveles deslumbrantes de nitidez gracias al aumento de las resoluciones y las mejores densidades de píxeles por pulgada.

Pero a pesar de todas las nuevas funciones que se avecinan, vale la pena tomarse un minuto para considerar una vieja batalla entre dos tipos de pantallas: OLED vs. LED LCD. Ambas se pueden encontrar en monitores, televisores, teléfonos móviles, cámaras y prácticamente cualquier otro dispositivo que tenga pantalla.

En una esquina está el LED (diodo emisor de luz). Es el tipo de pantalla más común en el mercado. Sin embargo, puede que no te resulte familiar porque existe una ligera confusión de etiquetado con LCD (pantalla de cristal líquido).

Para fines de visualización, los dos son iguales, y si ves un televisor o un teléfono que indica que tiene una pantalla LED, en realidad es una pantalla LCD. La parte LED solo se refiere a la fuente de iluminación, no a la pantalla en sí.

En la otra esquina está el OLED (diodo emisor de luz orgánico), utilizado en teléfonos insignia de gama alta como el iPhone 12 ProMax, el Samsung Galaxy S21 y el Google Pixel 5, además de aparecer en televisores de LG, Hisense, Panasonic y Sony. ¿Es OLED realmente mucho mejor que una buena pantalla LCD? ¿En qué se diferencian las dos tecnologías de pantalla, para qué sirven y cómo funcionan?

OLED vs. LED LCD: ¿en qué se diferencian?

Las pantallas LCD LED emplean una luz de fondo para iluminar sus píxeles, mientras que los píxeles OLED en realidad producen su propia luz. Es posible que escuches los píxeles de OLED llamados «emisivos», mientras que la tecnología LCD es «transmisiva».

La luz de una pantalla OLED se puede controlar píxel por píxel. Este tipo de destreza simplemente no es posible con una pantalla LCD LED, pero también tiene sus inconvenientes.

En televisores y teléfonos con pantalla LCD más baratos, las pantallas LCD LED tienden a usar «iluminación de borde», donde los LED realmente se ubican al costado de la pantalla, no justo detrás de ella. La luz de estos LED luego se dispara a través de una matriz que la alimenta a través de los píxeles rojos, verdes y azules hasta nuestros ojos.

La pantalla LCD es mejor que la OLED en términos de números. LED LCD ha existido durante mucho más tiempo y es más barato de fabricar, lo que le da una ventaja en lo que respecta a la saturación del mercado.

Sin embargo, OLED es una excelente opción de lujo y la tecnología OLED gana impulso y se vuelve más barata. OLED ya es mucho mejor que LED LCD para manejar la oscuridad y la precisión de la iluminación.

Si tenés un presupuesto limitado, ya sea que evalúes la compra de un teléfono, un monitor, una computadora portátil o un televisor, es casi seguro que terminarás con una pantalla LCD. Mientras tanto, OLED es una propuesta más lujosa, pero se vuelve más barata, ya que aparece en dispositivos de juegos portátiles y teléfonos inteligentes.

Ni OLED ni LCD LED son perfectos. Algunos ensalzan la habilidad de OLED para manejar la oscuridad y su precisión de iluminación. Otros prefieren la capacidad de la pantalla LCD para ser más brillante y mantener los colores en niveles brillantes.

¿Cómo puedes decidirte? Lo mejor es ir a una tienda para comprobarlo por ti mismo. Si bien un local de retail no es el mejor entorno para evaluar la máxima calidad de imagen, al menos te brindará una oportunidad para que te tomes nota de tus prioridades.

Puedes leer más sobre este tema en la nota propia publicada en iProfesional aquí.

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: