Skip to main content

No te divorcies de tus sueños,
no te sueltes de los buenos proyectos
ni de las buenas amistades,
ni renuncies a las buenas oportunidades.
No te alejes de quienes te han amado
sin segundas intenciones,
sin querer imponerte nada,
sin buscar su propio beneficio.

Pero divórciate sin temores
de todo aquello que te oprime
y te impide vivir con plenitud.
Divórciate de las malas compañías,
pues ninguna promesa puede atarte
a una relación que te lastime
o ya no te haga sonreír.
Divórciate de la religión que aliena,
aléjate de los púlpitos moralizantes,
huye de las cadenas de una fe
que no te proponga rumbos de liberación.

 

No te divorcies de tu historia,
asúmela como escuela y como impulso
para abrazar cada día como un presente
y para esperar las nuevas jornadas
como una oportunidad naciente.
No te divorcies de tus heridas
porque habrán de sanar,
haciéndose memoria viva
de tus luchas y de tus caídas,
de tus triunfos y de tus levantares,
un hito perenne de aquello
que te constituye como lo que eres.

 

Pero divórciate de la palabra obsecuente,
de la zancadilla traicionera,
del silencio cómplice,
de la mirada turbia,
de la mano veloz,
de la caricia falsa,
del abuso camuflado,
de la manipulación perversa,
de la prédica hipócrita,
de la comunidad sin luz,
del evangelio sin sal.

 

No te divorcies de lo que te apasiona,
de lo que, libremente, has elegido amar,
de lo que te hace bailar y cantar
y afirmarte en lo bueno del vivir.

 

Pero no temas divorciarte
de todo lo demás…

 

Gerardo Carlos C. Oberman

Fuente: perfil del autor en Facebook.

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: