Skip to main content

Este año se cumplen 100 del descubrimiento de la insulina, una hormona que constituye una alternativa para el tratamiento a largo plazo de las diabetes tipo 1 y 2.

En el marco de este aniversario, el arte se convirtió en un medio para expresar lo que sienten los pacientes, sus familiares y los trabajadores y profesionales de la salud en relación con la diabetes y los avances alrededor de esta área terapéutica.

Dos ejemplos reflejan esto en el arte: el médico Matías Ré, autor de la obra “Vida”, y «Piti» Fernández, líder de la banda musical «Las pastillas del abuelo». Ambos encontraron a través del arte una manera de expresar el impacto de la diabetes en sus vidas, junto a la de otros profesionales, pacientes y familiares de personas con diabetes.

Ré, diabetólogo y artista, consultó de manera anónima a colegas y pacientes sobre el significado de la insulina en una sola palabra. Más del 70% respondió que para ellos la insulina era vida.

Inspirado por su trabajo con pacientes y como homenaje a estos 100 años, Ré realizó la obra “Vida”, un cuadro que representa el significado que la insulina tiene para pacientes y médicos, utilizando una técnica mixta, acrílico y tiza sobre pizarra.

Si bien “Vida” fue la palabra que más se repetía en su encuesta, Ré también incluyó en el fondo del cuadro otras palabras que se mencionaron: esperanza, tiempo, libertad, tratamiento, amor, confianza, energía, futuro, posibilidad, ilusión, motor, evolución, milagro, oportunidad, revolución, bienestar, solución y vivir.

“Hoy por hoy, conviven en mi vida estas pasiones, las cuales son necesarias y particularmente siento que las necesito. El pintar me hace ser mejor médico. Creo que todo lo relacionado al arte en general, sana en cierta manera y, en este contexto, esto produce bienestar. La salud mental es fundamental para una patología crónica, o para desarrollarte en la vida. Siento que por ahí es el camino”.
Matías Ré

Para este médico, participar en este homenaje por los 100 años de la insulina fue una experiencia única. “Tener diabetes en el 2021 es más esperanzador que haber tenido diabetes en la década del 80, del 90 o incluso en el 2000. En la actualidad, el tratamiento de un paciente es mucho más llevadero desde el punto de vista profesional».

Matías Ré junto a su obra Vida.

Fernández es padre de Josefina, diagnosticada con diabetes a una edad temprana. Este artista escribió la canción “Azúcar impalpable”, que demuestra cómo la diabetes impacta en la vida de los pacientes y de sus familias y amigos. Inspirado por su experiencia y la de otras familias en situaciones similares, Azúcar impalpable cuenta cómo las familias se adaptan a esta realidad.

“Josefina nos decía que éramos malos, y eso nos generaba una sensación de impotencia, pensábamos ‘si ella supiera que le estamos salvando la vida en cada pinchazo’. Después, con el tiempo, llegó a tomarlo como algo divertido: en el jardín era una situación singular, en donde ella se pinchaba sola y no tenía miedo ni dolor, entonces la veían como una superheroína. Hubo varias etapas de caer en la cuenta de su situación especial”.
Piti Fernández

“La diabetes vino a condicionar nuestra vida y la de ella en muchos sentidos, para mejor, sobre todo ahora que vemos cada vez más cerca una luz al final del camino”, reflexionó.

Sobre el origen de Azúcar impalpable, describió: “En el marco de uno de los congresos de la FAD (Federación Argentina de Diabetes), me aboqué directamente a quedarme en la habitación componiendo, y le pedí a un compañero que me ayudara preguntándole a las personas presentes en el congreso, anotando en un papel frases de ellos que me pudieran inspirar. Yo después acomodé las palabras, pero muchos conceptos que se incluyen en la canción son pensamientos de las familias que estaba en la FAD en aquel año”.

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: