Skip to main content

La Rural, el predio ferial del barrio porteño de Palermo, es el principal centro de encuentros de la Argentina y uno de los más grandes de América latina.

Con una ubicación privilegiada en Buenos Aires, sus 45.000 m2 cubiertos y más de 8.000 m2 de espacios verdes al aire libre, además de un estacionamiento subterráneo para 1.000 autos, antes de la pandemia del coronavirus era el polo de atracciones culturales, empresariales y sociales.

Luego del freno impuesto por las medidas sanitarias para ralentizar la propagación de la Covid-19, La Rural reabrió sus puertas y en octubre reanudó sus exposiciones, a las que asistieron más de 130 mil personas.

Del 4 al 7 de diciembre se realizará en las instalaciones del predio la tradicional Feria Internacional de Turismo (FIT), y el 11 y 12 de ese mes, la Expo Manos y Uñas & Make Up. Para 2022 ya se anuncian la Exposición Rural en julio, Argentina Oil & Gas Expo en marzo, la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires en abril, entre otras actividades.

Claudio Dowdall, director general del predio ferial de La Rural, me explicó la estrategia de esta empresa para el regreso a las ferias presenciales y el rol que tiene la tecnología en ese retorno.

«Si bien la presencialidad y la virtualidad conviven en armonía, cada evento o feria que ocurren en el predio nos confirman que el cara a cara es ineludible. Durante la pandemia el formato virtual fue la forma que las empresas y mismo nosotros, encontramos para mantener la agenda, sostener la llama del encuentro a pesar de las circunstancias», explicó.

«El evento híbrido es una realidad. Sin embargo hoy, y a medida que se van habilitando las actividades, la presencialidad resurge con más fuerza. Todos esos meses que no pudimos vernos cara a cara hacen que hoy el encuentro físico se revalorice», afirmó.

«Sabiendo que, a partir de ahora, tendrá un complemento con lo virtual, que permitirá una mayor accesibilidad a los contenidos, sobre todo en los congresos y eventos de público profesional pero que no lo reemplaza. Incluso ya hemos visto esta dinámica en Expo Cannabis, un evento presencial con apertura al público general donde también hubo una fuerte impronta virtual en diferentes disertaciones, amplificando de este modo los acontecimientos». señaló.

«En cuanto a los congresos, más que nada en los internacionales, es posible que haya una elección más equitativa de tener formatos híbridos en su organización, justamente por el público profesional al que apuntan, muchas veces provenientes de otras ciudades e incluso países. Sin embargo, no creemos que haya un reemplazo total. En la industria en general y quienes habitualmente la consumen, coincidimos que la presencialidad es parte central de nuestra industria», sostuvo.

«Las ferias presenciales volvieron a ganar el terreno que en su momento las etapas más restrictivas de la pandemia le restaron. En el primer semestre del 2021 y durante casi todo el 2020, el formato virtual y posteriormente el híbrido, fueron los que sostuvieron la agenda», señaló.

Sin embargo, según el director de La Rural, «en el mundo de los negocios el encuentro cara a cara tiene mucho valor. Los acuerdos comerciales se cierran en ese ida y vuelta in situ. Nuestra cultura es así, nos gusta juntarnos, vernos, conversar, probar el producto, verlo, sin intermediarios ni pantallas. El networking presencial es insustituible. Y esto va acompañado de las flexibilizaciones que se vienen dando luego de las restricciones por la pandemia. La gente está ávida del reencuentro».

Puedes leer completa la entrevista propia publicada en iProfesional aquí.

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: