Skip to main content

El uso del dinero electrónico mantiene un crecimiento dinámico, con tasas que superan con amplitud el ritmo de reactivación de la actividad económica en general, y anota marcas máximas en los aplicativos.

El uso de dinero electrónico (UDE), de acuerdo con el informe mensual que realiza la empresa Red Link, sumó en abril operaciones por 2 billones de pesos, con aumentos nominales de 6,8% y 81,7% en el mes y un año, respectivamente, superiores a la tasa de inflación de esos períodos: 6% y 58%, en cada tramo.

De ese modo, el UDE en monto se ubicó en 155,2 puntos. Es un número próximo a los récords de 157 unidades que anotó en febrero y diciembre, con base 100 el promedio de todo 2018 ajustado por inflación y estacionalidad. Así arrojó en esa medición sendos avances de 9,8% en comparación con marzo y 15% respecto de un año antes.

Según el análisis que me compartió Red Link, ese impulso volvió a estar apuntalado por el crecimiento que mantuvieron las transacciones no presenciales en la ventanilla de un banco, como era tradicional.

Así se anotó un índice récord de 212,2 puntos, también elaborado a partir de los datos nominales y corregidos por estacionalidad.

En este caso, el indicador subió 20,1% en comparación con el mes inmediato anterior; y 51,4% cotejado con el de un año antes, al sumar 121.861.493 operaciones.

Se trató de la segunda marca máxima de la serie, y muy próxima al pico anotado en diciembre con 129.146.635, pero primera corregida por estacionalidad.

El uso del dinero electrónico mantuvo tasas de crecimiento respecto del mes anterior, en comparación con el año previo, alentado por la mayor oferta de aplicativos por parte de las entidades bancarias, y por la facilidad y ventajas de su utilización por parte de la población en general.

Sin embargo, volvió a observarse en el mes un incremento de las órdenes de extracción sin tarjeta (9,3% en cantidad y 16,6% en monto), y más aún respecto abril de 2021, en ese caso de 136,1% y 181% en el mes e interanual, respectivamente.

El fenómeno se explicaría por el aumento de la población que se incorporó al sistema financiero institucionalizado en poco tiempo, a través de los planes asistenciales y moratoria jubilatoria que comenzaron a abonarse con depósito en cuenta, y que aún no descubrió los beneficios que brinda el uso del dinero electrónico.

Esto se manifiesta en el impulso que mantiene la utilización de la billetera electrónica, que acuso aumentos de los montos movilizados en valores ajustados por inflación de 7,9% en el mes y 395,8% en un año.


Si te gustó o sirvió algo que publiqué, te ofrezco dos alternativas para agradecer y permitir la continuidad de mi trabajo en Bahía César, haciendo clic sobre ellas:

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: