Skip to main content

La Cámara de Diputados sancionó la ley nacional de cuidados paliativos para pacientes y familiares. Así, la Argentina es uno de los pocos países de América latina en contar con esta legislación. Al ser una ley de adhesión, cada provincia deberá trabajar en su implementación.

«Los cuidados paliativos son un modelo de atención integral para personas de cualquier edad con una enfermedad amenazante o limitante para su vida», explicó Raúl Sala, médico especialista en cuidados paliativos.

Sala, quien es director médico de En Casa, una organización con más de 30 años de experiencia en el diseño de servicios de internación domiciliaria y cuidados paliativos en el hogar, señaló que los pilares principales de los cuidados paliativos incluyen «el tratamiento del dolor y de otros síntomas físicos, el abordaje de las necesidades emocionales, familiares, sociales y espirituales».

Además, brindan soporte y contención al grupo familiar, al que reconocen como una pieza clave en el cuidado de una persona enferma.

¿Quiénes se benefician de los cuidados paliativos?

  • Los pacientes con enfermedades oncológicas que ya no responden a tratamientos curativos.
  • Las personas que sufren de insuficiencias renales y hepáticas en etapas avanzadas.
  • Las personas con insuficiencias cardiacas o enfermedades pulmonares obstructivas crónicas en estadios avanzados.
  • Los pacientes con enfermedades infectocontagiosas como el HIV o patologías neurológicas como la esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

Estas circunstancias generan una multiplicidad de necesidades tanto en los enfermos como en sus parientes, quienes también requieren de un abordaje especializado para atravesar la situación.

«Los cuidados paliativos son abordados por equipos profesionales interdisciplinarios y tienen como objetivo principal lograr la mejor calidad de vida posible para el paciente y su familia, disminuyendo el sufrimiento y facilitando la autonomía de la persona enferma y su entorno», dijo el especialista.

Si bien se puede dar en diferentes dispositivos de atención como el ambulatorio, la internación en domicilio o la internación en unidades terciarias de cuidados paliativos, donde se tratan las situaciones más complejas, hoy es posible contar con tecnología y prestaciones necesarias para estos pacientes en sus hogares.

«La internación domiciliaria es un dispositivo de cuidado muy promovido para estos pacientes en el mundo porque estar en su casa les permite mantenerse en su entorno habitual y estar cuidados por su familia, además de por los profesionales del equipo de salud», dijo Sala, citado en un comunicado que me envió En Casa.

«La cercanía y el vínculo con sus familiares es uno de los principales beneficios de la permanencia en el domicilio, permitiendo que la persona no quede aislada en una unidad de terapia intensiva o en una institución. A su vez, este tipo de internación permite al paciente fallecer en su hogar, acompañado», afirmó el médico.

Entre los principales beneficios de la nueva norma, Sala destacó que es «una ley que tiende a mejorar la calidad de vida de los pacientes, lo que colabora con la equidad dentro del sistema de salud que hoy no está garantizada».

Además, la ley establece «la necesidad de la instrucción y capacitación específica de pregrado y posgrado del personal de salud de diferentes especialidades específicamente en cuidados paliativos, algo que al momento no es obligatorio para las universidades, las cuales hoy no precisan cumplir con entrenamientos específicos en este tipo de cuidados».


Si te gustó o sirvió algo que publiqué, te ofrezco dos alternativas para agradecer y permitir la continuidad de mi trabajo en Bahía César, haciendo clic sobre ellas:

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

One Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: