1983: el año de la democracia


El año 1983 fue una bisagra en la historia argentina reciente. Muchos de los protagonistas de aquella época mantienen una presencia activa en la vida política, social, económica, cultural y deportiva del país. Y varios temas en debate por esos días -derechos humanos, deuda externa, democratización de la justicia, violencia en el fútbol- aún continúan en la agenda de la sociedad.

Este 30 de octubre se cumplen tres décadas del momento en que la Argentina comenzó a retornar a la democracia: se acababa por fin la dictadura más sangrienta que había conocido el país, la sociedad abrazaba la esperanza del cambio con fervor, la juventud volvía a acercarse a la política.

Este aniversario, que culminará el 10 de diciembre próximo cuando se cumplan tres décadas de la asunción de Raúl Alfonsín como Presidente de la Nación, es revisado en “1983: el año de la democracia”, una investigación de mi amigo, compañero y colega Germán Ferrari, quien analiza en este libro aquellos doce meses para comprender la importancia que tuvieron en la historia argentina y sus proyecciones hasta el presente.

"1983: el año de la democracia", de Germán Ferrari.
“1983: el año de la democracia”, de Germán Ferrari.

A través de testimonios de los protagonistas, documentos y material de archivo, reconstruyó el último período de la dictadura, las campañas partidarias; las elecciones del 30 de octubre, con la victoria de la Unión Cívica Radical y el desconcierto peronista ante la derrota; la asunción del nuevo gobierno el 10 de diciembre y los primeros días de gestión, en los que se tomaron decisiones significativas para el futuro, como la determinación de enjuiciar a las juntas militares y a los líderes guerrilleros, la creación de la Comisión Nacional por la Desaparición de Personas (Conadep) y el envío al Congreso del proyecto de ley de reordenamiento sindical.

En el libro, Germán también analiza los efectos de la censura en la actividad literaria y cinematográfica, la consolidación del rock nacional, la situación de los exiliados, la posición del movimiento obrero y la Iglesia Católica Romana frente a los acontecimientos y el papel desempeñado por los medios de comunicación.

El año 1983 fue inolvidable para muchos argentinos: para algunos, el año de la esperanza; para otros, el del cambio; y para todos, el año de la democracia. El libro de Germán es un excelente punto de partida para un recuerdo necesario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .