¿Cuánto debería cobrar por su trabajo un periodista de Buenos Aires?

Los reclamos salariales difundidos por las diferentes líneas internas del gremio de prensa porteño (UTPBA) ayudan a responder la pregunta del título de esta nota.

La conducción del sindicato pide unos 10 mil pesos de “básico” y 3 mil pesos de “emergencia”.

La Naranja de Prensa, una línea interna opositora, reclama que “ningún trabajador de prensa gane menos de 8 mil pesos”, con “indexación trimestral” y que “todos los aumentos” sean “aplicados al salarial real”.

También pide una “grilla salarial única para toda la prensa escrita”, “acuerdo marco único para todas las ramas (prensa escrita, radial y televisiva” y rechaza “techos salariales”.

No encontré reclamos salariales actualizados en las páginas web de los integrantes del Frente de Unidad para Luchar – Lista Multicolor: el Colectivo de Trabajadores de Prensa, el Movimiento Sindical de Prensa, la Gremial de Prensa, y la Violeta de Prensa.

Diarios de Buenos Aires del 29 de enero de 2014.

Respecto a los periodistas “freelance” (mal llamados “colaboradores”), la conducción de la UTPBA advierte que “todos los colaboradores son trabajadores de prensa y deben estar encuadrados según el convenio de rama” y exige “800 pesos por colaboración inicial”.

También pide que “todo aumento que se obtenga en acuerdos con las patronales, deben trasladarse a colaboradores permanentes u eventuales de forma directa”.

La Naranja de Prensa reclama un “piso mínimo por colaboración, cláusula gatillo sin restricciones para los colaboradores, pase a planta de contratados y factureros”.

00

Un comentario sobre “¿Cuánto debería cobrar por su trabajo un periodista de Buenos Aires?”

  1. Con respecto a los periodistas freelance, decir que “todos los colaboradores son trabajadores de prensa y deben estar encuadrados según el convenio de rama” y a la vez exigir “800 pesos por colaboración inicial” es una contradicción: si son “trabajadores de prensa” no pueden ser “colaboradores” o percibir un cierto monto por “colaboración inicial” porque la figura de “colaborador” no existe ni en el estatuto ni en convenios (colaborador sub-24, de esa “figura” hablamos, no del “colaborador permanente” que establece el Estatuto).
    Además, reclamar un “piso mínimo por colaboración” es institucionalizar el trabajo en negro que implica la situación actual de los “colaboradores”. Es aceptar que existen en vez de exigir que no haya más periodistas precarizados.

Deja un comentario