Telecom anuncia inversiones por $200 M en microtecnología

El grupo Telecom informó que invertirá unos 200 millones de pesos en los próximos tres años para desplegar microtecnología en el ejido urbano de distintas provincias, como complemento de la infraestructura de fibra óptica que tradicionalmente une a las centrales telefónicas, antenas móviles y redes de telecomunicaciones de todo el país.

La microtecnología es un sistema de cables de fibra que ocupan menor volumen pero tienen mayor capacidad y pueden ser insertados en ductos ya existentes, aprovechando la infraestructura instalada previamente.

Con este sistema, las obras de tendido no requieren nuevas roturas en calles y veredas: se realizan sin disturbios al tránsito o a los vecinos porque es más eficiente y rápido.

Los cables tradicionales de fibra óptica tienen refuerzos y protecciones para evitar la rotura al jalarlos para su ubicación.

Los cables de la microtecnología son tendidos mediante una técnica de “soplado” con maquinaria especialmente diseñada.

Este sistema optimiza el mantenimiento y reemplazo de la fibra, al mismo tiempo que facilita su instalación.

Es cinco veces más rápido que la instalación de la fibra con el sistema tradicional, según me informó Telecom en un comunicado.

La inversión que la empresa realiza en microtecnología es de 60 millones de pesos con un previsto para los próximos tres años por 200 millones de pesos.

Las primeras ciudades donde se despliega este tendido de fibra óptica son el centro de San Miguel de Tucumán y Rosario, Córdoba, Río Cuarto, Corrientes, Gualeguaychú, Mendoza, Paraná y algunas áreas centrales de la ciudad de Buenos Aires.

La microtecnología admite una gran variedad de diseños que se adaptan a distintos ambientes interiores y exteriores, además de diferentes colores que permiten identificar los anillos y tendidos en la misma zona con facilidad.

Telecom utiliza tres tipos distintos: microsubductado; microtrinchera y tritubo aéreo.

El microsubductado consiste en aprovechar el espacio disponible en los ductos ya instalados gracias a su reducido tamaño.

Se instalan microductos en el interior de ductos existentes, y dentro de los microductos se colocan cables de hasta 192 fibras individuales.

Gracias al diseño estriado de los microductos para ayudar al pasaje del cable, la calidad y la tecnología que asegura el hermetismo de sus uniones y el alto estándar de confiabilidad de todo el equipamiento involucrado es posible implementar este sistema de soplado.

El diseño contempla cada etapa de la construcción, para asegurar que el acabado sea prolijo, confiable y de fácil aplicación.

Además, en vez de realizar roturas para instalar nuevas cañerías solo se cierran los anillos y se aprovecha la estructura existente, por lo que se minimiza diez veces el impacto al municipio y al ciudadano.

Otra tecnología de aplicación son las microtrincheras, con una máquina especialmente diseñada se realiza una incisión en el asfalto, donde luego se tenderán los tubos y los cables.

La apertura que se realiza en el pavimento es de solamente 6 cm de ancho.

Este sistema es el más novedoso ya que se pueden realizar nuevas instalaciones en muy poco tiempo, sin obradores, sin suciedad, sin ocasionar molestias al tránsito urbano, y dejando la obra del lugar lista en cuestión de horas.

El tritubo aéreo optimiza planteles externos existentes o nuevos, con capacidad para tres microcables que soporten el crecimiento futuro de la demanda de fibra, y posibiliten al municipio brindar más y mejores servicios a los ciudadanos.

La utilización de la microfibra en el mundo es cada vez mayor ya que plantea grandes ventajas respecto de las instalaciones tradicionales, impacta menos en el transito urbano, en más confiable, más rápida y más limpia.

Deja un comentario