Epifanio Blanco y su balance TIC del kirchnerismo y del próximo Gobierno


El periodista Epifanio Blanco respondió a mi cuestionario sobre balances y retos de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en el kirchnerismo y en el próximo Gobierno nacional.

Editor de Portinos.com, es considerado como uno de los decanos del periodismo TIC de la Argentina.

Se desempeñó en los diarios La Razón, El Cronista Comercial y Ambito Financiero.

Blanco inició la publicación de los primeros medios gráficos y en línea de la Argentina, dedicados a la información y comentarios de las nuevas tecnologías como herramientas de transformación en todos los campos.

Es el primer ganador del Premio Sadosky a la trayectoria periodística, otorgado en 2005 por la Cámara Argentina de Empresas de Software y Servicios Informáticos (CESSI).

-¿Qué balance hace de la gestión y las políticas de las administraciones Kirchner iniciadas en 2003 en relación a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC)?

-Se creó el Ministerio de Ciencia, se fortaleció al Conicet, INTI, INTA. También a las universidades técnicas y a las regionales.

Se continuó y finalizó Atucha II. Se prosiguió la política espacial, Arsat y sus campos de aplicaciones públicas.

Afortunadamente siguieron avanzando Invap y algunos centros de excelencia.

Esa sola enumeración podría indicar: ¡cuántos éxitos! Pero mi balance sin embargo es pobre y no porque no se hayan destinado recursos fabulosos a promover esos campos, sino porque se operó sin un plan integral y bajo el manejo de grupos de poder -económicos y políticos- que determinaron alternativamente qué hacer, qué comprar, qué dejar de lado. A quienes promover y a quienes no.

¿En qué pienso cuando hablo de un plan? En la provincia de San Luis que en 1999 se planteó elaborar un plan, llamó a expertos; creó equipos y siguió esos planes y hoy está entre las más avanzadas, pero también entre las más ignoradas de la Argentina.

Nuestra Patria sigue viviendo la terrible dicotomía que Sarmiento describió en Civilización y Barbarie.

Al no operarse según un plan elaborado por las mejores mentes, Argentina sigue siendo el acólito de ciertas corporaciones e “iluminados” que hacen que debamos seguir siendo proveedores de materia prima: soja esencialmente. minerales -incluido el petróleo- y también proveedores de talento a bajo costo o gratis.

-¿Cuáles son los desafíos relacionados a las TIC que enfrentará el próximo Gobierno nacional?

-Darle lugar a los que saben y tienen meditadas estas cuestiones, como Fundación Clementina, que tiene documentos bien precisos acerca de qué hacer y cómo hacerlo.

También darle lugar al empresariado nacional, apoyarlo y promover ese espíritu. Israel dedica todos los años mil millones de dólares a promover a los emprendedores.

Colocar en primer plano la educación y que ese campo esté en manos de los que reconocidamente saben y, a esos seres, acordarles un liderazgo que no sea demolido al primer golpe de furia política.

Esta liviandad de hacer tierra rasa de todo lo anterior hace que los espacios de conocimiento se vuelvan meros huecos de poder.

La educación debe valorar la innovación, pero no bajo el imperio conceptual de que todo lo viejo es malo y solo lo nuevo merece lugar.

Es como pretender reinventar las leyes del universo a cada paso y decir: ahora seguimos este manual.

En ese debate se inscribe la formación docente, una capacitación para adaptarse a los cambios y dar con la pedagogía adecuada de su espacio de enseñanza.

También debe revalorizarse la educación pública como un don deseado y forjado y también como un espacio que debe ser sostenido.

En Uruguay los universitarios devuelven al Estado parte de lo que el Estado invirtió en su formación, a partir del quinto año de su egreso, cuando se estima que esos universitarios ya poseen ingresos por su profesión y puede mantenerse.

Hay que reconstruir el valor de la educación y la meta del saber y la excelencia al hacer.

-¿Qué debería hacer el próximo Gobierno nacional para aprovechar –en favor del desarrollo de la sociedad de la información y el conocimiento– la infraestructura y la legislación (Argentina Conectada, Conectar Igualdad, satélite Arsat 1, ley Argentina Digital, leyes de promoción del software) en relación a las TIC registradas en esta última década?

-Primero aprovechar la infraestructura tendida. La Argentina está surcada hacia los cuatro vientos por 30 mil km de tendidos de fibra óptica que podrían llevar la conectividad a la puerta de cada hogar.

Pero si ello se deja en manos de las telefónicas imperantes jamás sucederá porque no cierran sus ecuaciones de negocios.

En materia TIC el próximo Gobierno -si acaso le asignamos buenas intenciones- tiene que aprovechar esa infraestructura, la enterrada y la espacial, para dar conectividad y contenido a todo el territorio argentino.

En Europa y EEUU el servicio de banda ancha de 30 mbps llega a los hogares en torno de los 60 dólares mensuales.

Ello significa que hay un campo magnífico para la producción de contenidos locales, desde educación a entretenimiento, que podría llegar a cada hogar a total elección del consumidor.

Si 5G dará ancho de banda móvil, si Internet de las Cosas (IoT) promete vincular el auto, la heladera y hasta los anteojos, será necesario preparar contenidos y expertos – educadores, artistas, diseñadores, desarrolladores- que pongan al alcance de la mano ese ancho mundo móvil.

Ahora, ¿cómo podremos impulsar esas políticas si quienes deben guiarla -el caso de la AFSCA-, es un reducto de personas sin formación en estos campos y con derecho a permanecer por los próximos cuatro años, según los acuerdos políticos?

-En su opinión, ¿qué políticas debería desarrollar el próximo Gobierno nacional en relación a los datos abiertos en el Estado?

-La base legal está. La legislación está, aunque debe ser promovida y puesta al alcance de todos, no de los corrillos de oportunistas que tiene cada época.

Debe ampliarse el aprovechamiento práctico y libre del mundo digital, usando las plataformas de democratización y transparencia de gobierno digital ya existentes.

-¿En cuáles áreas debería enfocar el próximo Gobierno nacional sus programas de I+D+i (investigación+desarrollo+innovación)?

-Sería bueno que se ahonde en el tan mentado Triángulo de Sábato que planteaba vincular el sistema académico, la empresa y el Estado.

Y, en cuanto a las áreas a promover y apoyar, pienso en nanotecnología, en robótica, en biología y en ciencias de los alimentos.

Fundación Clementina -en un documento que tiene estado público- propone crear una agencia de AgroTIC.

Producimos como parte de un engranaje mundial y en ello devastamos el ambiente.

Producimos de acuerdo a recetas de corporaciones que delinean hasta el tipo de semilla a plantar.

Creo que sería bueno que el sistema científico argentino tenga un espacio de reflexión acerca de si es humano, bueno, oportuno… o rentable, seguir siendo proveedores de un mundo que produce alimentos que enferman o bien impulsar desde aquí un cambio global. Sí, desde esta geografía bendecida por la buena tierra y los buenos climas.

Está claro que el sistema impositivo quiere más sembradíos de soja para continuar recibiendo ingresos, pero la soja transgénica que cultivamos año a año no es lo mejor ni para nuestra alimentación y menos nuestro ambiente y tampoco para el resto de consumidores mundiales.

Allí está la oportunidad de erigir la nueva ciencia y práctica de la alimentación saludable y verdaderamente rentable.

-A partir del programa Conectar Igualdad, ¿cómo debería integrar el próximo Gobierno nacional a las TIC en las políticas de educación general?

-Hay que contar con un balance de lo que se hizo e identificar qué se hizo bien, para entonces sí replicarlo.

La mera inversión en computadoras no lleva a la transformación que se desea a través de las herramientas tecnológicas.

Creo que cabe evaluar lo hecho para integrar las TIC a la educación, sacar conclusiones y trazar un nuevo camino.

Advertir que parte de los estudiantes han hecho su propia incorporación de las TIC y no todo ha sido meramente comercial ni equivocado.

Pero nuevamente se requiere del conjunto de los docentes y de los pedagogos más lúcidos de esta hora.

-¿Qué debería hacer el próximo Gobierno nacional en relación a los beneficios fiscales para la fabricación de productos TIC en Tierra del Fuego?

-Me falta información adecuada para expresarme. Conozco opiniones de uno y otro campo, particularmente de quienes dicen que también debería ser subsidiada la fabricación en territorio continental.

-¿Qué alternativas podría adoptar el próximo Gobierno nacional para financiar a los negocios iniciales (“startups”) y el crecimiento de las empresas?

-Ya lo expresé más arriba: Israel, destina unos mil millones cada año para favorecer “start ups”, sin que el retorno sea el primer fin.

El objetivo es alentar la innovación y el espiritu emprendedor y ciertamente que Israel brilla en esos campos.

-Puede usar el siguiente espacio para comentarios adicionales y propios.

-Síndrome de Durán Barba ¿Observaron que muy pocos participantes de la contienda política hablaron sobre qué harán en materia TIC?

Puedes leer las respuestas de otros entrevistados aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.