Un cepillo con sensor y una aplicación estimulan higiene dental en niños

Un desafío que tienen los padres es la creación del hábito del cepillado cotidiano de dientes en sus hijos, un reto para el cual las tecnologías de la información y la comunicación pueden ofrecer una ayuda innovadora.

En este caso se llama PlayBrush y es un accesorio para que la higiene dental sea divertida y, al mismo tiempo, eficiente.

Una aplicación en una tableta o teléfono móvil desafía a los chicos a eliminar monstruos virtuales y para ello deben mover el cepillo frente al dispositivo.

El PlayBrush es un sensor con giroscopios que se le agrega a cualquier cepillo de dientes.

Cuesta unos 30 dólares y se conecta al móvil o la tableta a través de BlueTooth.

La meta de eliminar esos monstruos lleva entre tres y cuatro minutos.

Los giroscopios transmiten los distintos movimientos de cepillado que realizan los niños al lavarse los dientes, de modo que factores como velocidad o dirección influyan a la hora de superar las distintas fases del juego.

Descubrí este sensor en la última edición de la feria CES en la ciudad estadounidense de Las Vegas, en enero de 2017, donde grabé el video y tomé las fotos que ilustran esta nota.

Deja un comentario