Tastemade se instala en Buenos Aires para crear videos gastronómicos


Tastemade, la empresa estadounidense que produce programas de cocina, viajes y entretenimiento- desembarcó oficialmente en la Argentina con su primer estudio en Buenos Aires.

Aunque la empresa produce contenidos desde 2015 en el país, ahora cuenta con su propio estudio para realizar todas las producciones de Tastemade en español.

El proyecto incluye una obra de 1.125 metros cuadrados en lo que fue una antigua fábrica de cuero en el barrio porteño de Villa Crespo, y es uno de los estudios más grandes de la empresa en el mundo.

El edificio, que recorrí con Andy Krueger, líder de Operaciones Internacionales; Jay Olzer, responsable de Producción, y Kevin Chochlac, a cargo de la operación de la oficina argentina, tiene múltiples sets de filmación, uno de ellos es un espacio al aire libre para hacer asados y cocina al exterior.

Estos estudios están diseñados con el criterio de producción “mobile first” (videos creados para ver en dispositivos móviles y en Instagram y Snapchat) y “digital video”, para plataformas digitales, como YouTube y Facebook.

Además, el espacio cuenta con dos cocinas de diseño “millennial“, un bar, salas de reunión e islas de edición. Todo en un ambiente totalmente integrado.

Desde este estudio se llevará a cabo la gran mayoría de producción de Tastemade en español, que se distribuye en países de habla hispana, y llega a más de 10 millones de usuarios suscritos a sus redes.

Los talentos de cada región irán a Villa Crespo a filmar los videos a este estudio, donde luego se realizará la post producción y distribución.

Tastemade también tiene sus propios estudios en la ciudad californiana de Santa Mónica, y en Londres, Tokio y Sao Paulo.

Sobre la elección de Buenos Aires para abrir el estudio de Tastemade en español, Krueger y Olzer me explicaron que la empresa se fundó hace cuatro años para ser “una compañía de medios moderna”, y afirmaron en ese sentido que “para ser modernos hay que ser globales”.

“Esto significó establecer relaciones con gente creativa en todo el mundo, y especialmente en Latinoamérica. En nuestros primeros días conocimos gente joven muy talentosa en Buenos Aires que compartía nuestra visión sobre cómo ser una compañía de medios digitales moderna para la era ‘mobile’”, recordaron.

Cuando lanzaron Tastemade en español en 2015 detectaron “un crecimiento de la audiencia enorme y empezamos a construir una marca muy fuerte en toda Latinoamérica con videos de alta calidad”.

La inversión que hacen en el estudio en Buenos Aires “se relaciona con la gran demanda de consumidores y anunciantes, y con la confianza que tenemos en nuestro equipo y los ‘Tastemakers‘”.

Tastemade es una empresa que produce videos de cocina, viajes y entretenimiento en formatos de duración corto, mediano y largos, y enfocados en los “millennials” y las audiencias más jóvenes.

Los programas están pensados para el consumo digital y se distribuyen a través de estas plataformas:

  • www.tastemade.com.
  • Aplicaciones móviles para Android y iOS.
  • Facebook.
  • YouTube.
  • Instagram.
  • Apple TV.
  • Pinterest.
  • Twitter.
  • Snapchat.

La empresa fue creada en 2012 en Santa Mónica por Steven Kydd, Larry Fitzgibbon y Joe Perez.

Hoy tiene presencia en América latina, los Estados Unidos, Europa y Asia, y programas en ocho idiomas diferentes.

Entre todas sus redes sociales acumulan 200 millones de espectadores activos mensuales por mes, dos mil millones de vistas mensuales, y 2000 años mensuales de tiempo de vista de los videos.

El canal Tastemade en español reúne casi 10 millones de usuarios entre todas sus plataformas.

Recibe más de 200 millones de reproducciones de sus videos por mes.

Los países a los que llegan principalmente son la Argentina, México, Colombia, España y los Estados Unidos.

En la Argentina desde octubre de 2015, el equipo está compuesto por Chochlac, Matías Bodino, Luciano Luchetti y Federico Coates.

Este equipo de emprendedores es especialista en comida y video digital. Chochlac y Luchetti son los creadores del sitio Locos X el Asado.

La clave del éxito de Tastemade está en capturar a una audiencia muy esquiva de los medios tradicionales: los millennials, y encontraron una manera de venderles los productos sin que les moleste, lo que se conoce como publicidad nativa.

Para lograr esto fue fundamental detectar las tendencias del momento y encontrar la mejor manera de explotarlas.

El primer acierto fue producir videos especiales para cada una de las plataformas digitales.

Atentos a las tendencias, los creadores de Tastemade se dieron cuenta que las nuevas generaciones ya no miraban televisión sino que consumían los medios a través de sus celulares.

Bajo este concepto surgió el modelo de producción “mobile first”, y los famosos “videos de las manos” (donde sólo se ven unas manos haciendo la receta).

Las plataformas como Facebook, YouTube, Instagram y Snapchat empezaron a demandar cada vez más contenido en formato video, pero sin producirlo ellos.

Por este motivo empezaron a aliarse con empresas como Tastemade para crear y promocionar contenidos móviles de alta calidad.

Otra de las claves fue que lograron capturar al público millennial.
Gracias a esto se convirtieron en líderes de los nuevos formatos de publicidad nativa, que llegan a esta audiencia a través de las plataformas que los millennials ya usan.

Este tipo de anuncios en lugar de irrumpir en las publicaciones aparece de manera orgánica sin molestar al receptor.

Gracias al nivel de alcance que logran con las publicaciones, cada vez más marcas de consumo masivo top están eligiendo las plataformas digitales -para llegar a las audiencias jóvenes e instalar tendencias- por encima de las plataformas tradicionales.

Esto muestra como el nuevo negocio de los medios digitales está ganando cada vez más terreno sobre los medios tradicionales.

Entre los casos de éxitos se destacan una acción para la marca Hellmann’s donde alcanzaron cuatro millones de vistas orgánicas con cuatro videos, y la producción de la serie Patagonia Viva que logró 20 millones de vistas orgánicas con 12 videos y 500.000 interacciones (me gusta, comentarios y compartir).

Estudios

El estudio tiene múltiples sets de filmación, un set al exterior para hacer asados, una cocina rústica, una cocina hippie, un bar reciclado de contenedores, una cocina industrial, espacios para reuniones, salón de eventos, e islas de edición integradas.

La obra y el diseño general estuvieron a cargo del estudio Octava Arquitectura, mientras que el diseño de los sets de grabación lo desarrolló Santiago “Tato” Fernández.

El estudio se construyó sobre una antigua fábrica de cuero, y el concepto principal fue preservar el espíritu original, combinándolo con las necesidades de Tastemade.

Todos los ambientes están preparados para realizar programas con talentos en cámara, series y transmisiones en vivo.

Además, dentro de poco tiempo planean inaugurar un set de grabación de realidad virtual, y todos los espacios están dedicados a la producción y programación de formas innovadoras de video.

La novedad es la TinyKitchen, una cocina en miniatura, construida con materiales de alto impacto, madera de fibrofácil y telgopor.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El modelo de Tastemade en español posee la particularidad de tener un diseño y elementos latinoamericanos como son la combinación de colores intensos, guardas de azulejos, vasijas y cerámicos.

Sus partes desplegables están construidas especialmente para poder variar los utensilios y los espacios al momento de grabar.

La clave del diseño de los sets está en que se adapten a cada una de las plataformas digitales.

Cada una de ellas necesita videos grabados en distintos formatos, algunos son verticales –Snapchat-, otros cuadrados –Instagram y Facebook-, y otros horizontales –YouTube y Apple TV-.

En cuanto a la estructura de la fábrica la idea fue reciclar y mantener la mayor cantidad de cosas posibles.

Por eso, la original se mantuvo, al igual que los cuatro containers que hay en su interior, de los cuales dos se usaron para almacenamiento y dos para la construcción del espacio de parrilla.

También se aprovecharon unas mesas grandes que se usaban para estirar cueros para armar las mesas del área de oficinas abiertas.

Más información en esta nota que publiqué en iProfesional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s