“Startups” de noticias innovan en la búsqueda de sostenibilidad


En el cierre del 18° simposio internacional de periodismo en línea (ISOJ, por sus siglas en inglés), celebrado el 22 de abril en la ciudad estadounidense de Austin, periodistas e investigadores colocaron las “startups” de noticias y la sustentabilidad en el centro de la discusión.

Aron Pilhofer, de la Temple University, moderó un panel sobre el tema en el que expuso Jim Brady, quien construye sitios locales dirigidos a personas menores de 40 años.

Brady es fundador y director general ejecutivo de Spirited Media, empresa a la que pertenecen las plataformas Billy Penn en Filadelfia, The Incline en Pittsburgh y The Denverite en Denver.

“Somos muy fluidos en cuanto a la experiencia del usuario, pero duros en actitud y voz”, dijo Brady.

“Intentamos divertirnos y reflejar las emociones que la gente tiene durante el transcurso de su día”, afirmó, según me informó en un boletín el Knight Center de la Universidad de Texas.

Los sitios de noticias de Spirited Media están enfocados en ayudar a los lectores a mantenerse al día sobre noticias locales mediante la republicación en su página de historias locales que pudieran ser del interés del lector, sin importar qué portales de noticias las escribieron originalmente.

“No estamos intentando darle a nuestros lectores nuestro trabajo -estamos intentando proveerles lo que sea que creamos que es de interés”, explicó Brady.

Construir una relación profunda con los lectores, tanto en línea como fuera de la red, es muy importante para Brady, quien organiza encuentros dirigidos a desarrollar esas conexiones con el fin de fomentar el crecimiento de sus ganancias.

“Pensamos que ése es el futuro de un modelo de negocio local,” dijo. “Tiene que haber una relación mucho más intensa con el lector de lo que creo que muchas empresas de medios tienen”.

La mayoría de los ingresos monetarios de sus “startups” viene de reuniones como noches de película, las cuales sirven como oportunidad para construir relaciones y generar donaciones de lectores.

El énfasis de Brady en esas relaciones está influenciado por un estudio de Harris Interactive, el cual encontró que un 78 por ciento de los “millennials” prefiere gastar dinero en una experiencia agradable o en una actividad, que en comprar algo.

“Necesitamos construir marcas de noticias locales que a la gente le gusten y empresas de noticias locales que funcionen”, afirmó.

Tom Grundy, editor en jefe del Hong Kong Free Press, enfrenta una realidad más complicada que la mayoría de los periodistas.

The Hong Kong Free Press fue fundada en 2015 como respuesta directa a los conflictos de libertad de prensa en la ciudad autónoma china y desde entonces es un centro de actividad para la libertad de prensa.

La organización es independiente, sin fines de lucro y produce contenido en inglés para llenar el vacío entre el periodismo en este idioma y en chino.

Obtuvo ingresos a través del “crowdfunding“, y recibió hasta 70.000 dólares en cada campaña.

La organización realizó en poco tiempo las campañas más grandes de crowdfunding en la ciudad.

También produce un reporte anual de transparencia para que sus benefactores sepan exactamente cómo son usadas sus donaciones.

“No creo que el crowdfunding sea la solución absoluta y no sé cuántas veces podremos seguir saliendo al mundo,” dijo Grundy.

“Pero confío en que si producimos buen periodismo, mantenemos bajos costos, cuidamos a nuestro equipo, seguimos siendo confiables y transparentes, y explicamos cómo trabajamos, podremos resistir la presión comercial y política y podremos convencer a la gente que apoye el buen periodismo”, expresó.

Juan Luis Sánchez, subdirector de ElDiario.es de España, comenzó hace cuatro años en un pequeño departamento a diseñar su producto y a construir una comunidad, todo con la misión de llenar lo que él identificó como un vacío de credibilidad en ese país.

El periodista comenzó sin inversionistas ni préstamos, y contó con donaciones de amigos y familiares.

Hoy ElDiario.es tiene un equipo de más de 70 personas, y se convirtió en el segundo sitio de noticias puramente digital más leído en España, además de ser un defensor de los derechos políticos y sociales.

Sánchez lo hizo posible a través del apoyo de “socios”, quienes no pagan por leer las noticias, sino para que las noticias sean difundidas. Hoy el sitio cuenta con más de 20 mil de esos socios.

“Algunos socios pagan alrededor de 60 euros al año para apoyar a ElDiario.es. Pagan para ser nuestros cómplices en nuestra misión social, que es el periodismo”, afirmó.

Sánchez busca dar un paso adelante al lanzar proyectos bajo membresía para complementar el modelo de socios e incrementar el apoyo para su sitio de noticias.

“Estamos involucrándonos con la comunidad. Estamos entendiendo al lector e intentando dar a la gente políticamente progresiva de España algo de qué hablar”, explicó.

Janine Warner, directora ejecutiva de SembraMedia, estudió diferentes sitios de noticias desde que su organización fue lanzada hace un año y medio.

SembraMedia analizó a 600 sitios y creó un directorio de medios, publicado en inglés y en español, en el que los usuarios pueden hacer búsquedas por país.

Algunos resultados de la investigación muestran que muchos de los sitios encontrados iniciaron operaciones a mediados de la década del 90 como sitios nativos digitales.

Más de la mitad de ellos estuvieron en funciones por más de cuatro años.

Quizá más fascinante, enfatizó Warner, es el hecho de que el 60 por ciento de los sitios fueron creados por mujeres.

Sin embargo, la equidad todavía es un conflicto en la sociedad, dado que menos del 1 por ciento de los medios tradicionales en México son liderados por mujeres.

“Mujeres, si están batallando con ese techo de cristal que les impide crecer, mi mejor consejo es que construyan su propia casa”, afirmó Warner.

El estudio de SembraMedia encontró que la motivación de todos los fundadores de sitios digitales era crear nuevos medios que sirvieran como voces independientes en sus países.

“Están lanzando historias que otros medios en sus países no están lanzando,” dijo Warner. “Son historias que después son retomadas por medios internacionales”.

Tony Li Zixin, fundador y director general ejecutivo de China30s.com, reconoció que el periodismo está muriendo en China.

“En China no tenemo el hábito de un sistema de periodismo, y la gente está muy cómoda sin periodismo profesional”, señaló.

Zixin creó China30s.com como una plataforma independiente para que las personas pudieran contar sus historias.

Los escritores aprenden en talleres en línea impartidos por autores de no ficción de China, quienes enseñan cómo escribir este tipo de historias.

Ese taller dura de cuatro a seis semanas y tiene un costo de entre 100 y 150 dólares por persona. Después del taller, el contenido generado se envía a China30s.com.

“El límite tradicional del periodismo ha desaparecido”, dijo Zixin. Es por eso que su modelo de negocio gira en torno a enseñar a usuarios técnicas periodísticas para que ellos mismos generen ese contenido.

“Creo que en el futuro el periodismo debe ser híbrido. Somos un proveedor de contenido, una institución educativa, creamos productos en línea y fuera de ella,” dijo Zixin. “Estamos en todos lados… pero todavía poseemos la habilidad de contar historias”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s