¿Cómo vive Alejandro Bedrossian el aislamiento por el coronavirus?

Las siguientes respuestas forman parte de la encuesta “¿Cómo vivís el aislamiento por el coronavirus?”. Más información sobre este sondeo aquí.

Al momento de responder este cuestionario, ¿cómo llevas el aislamiento dispuesto por el Estado ante la pandemia del coronavirus? Puedes responder con frases cortas o explayarte. Por ejemplo, desde un lacónico “Bien, sin grandes problemas” hasta una crónica de una página de extensión,

¡Muy bien! Disfruto mucho de la cancelación obligada de urgencias inútiles. Muy feliz de estar en mi casa, descubriendo nuevos sonidos e imágenes. Ayer escuché el llanto de un bebé y hoy el sonido del viento en los árboles.

¿Cómo manejás tu tiempo en el marco del aislamiento? ¿Cambió tu rutina diaria? ¿Adoptaste una nueva rutina? Si es así, te invito a describirla. Por ejemplo, realizar ejercicios de gimnasia a la mañana o una meditación espiritual.

Mi rutina cambió mucho. Trabajo por Internet, con lo cual me ahorro muchísimo tiempo de viaje, no sufro la falta de climatización en las aulas (soy docente), los encuentros innecesarios, los problemas de seguridad, etc. Hice muchos arreglos postergados en mi casa, tengo más tiempo para leer, camino en una cinta para no hacer vida sedentaria y leo con más atención las publicaciones de amigos.

¿Cómo impacta el aislamiento en tu familia? Me refiero a tu relación con tu pareja, hijos, nietos, padres, abuelos u otros parientes cercanos.

Impacta muy positivamente. Estoy más tiempo con Lizie (en los días regulares nos vemos poco por nuestros horarios de trabajo) con más charlas, más mates, más cine e intimidad compartida. También puedo atender mejor a mi mamá (vive en el mismo edificio y perdió la movilidad) y me escribo muy seguido con mis hijos.

¿Descubriste en este tiempo de aislamiento una película, libro, música, serie de TV, juego o videojuego, y que podrías recomendar?

Siempre leo, pero ahora lo hago con mayor comodidad, ya que en días regulares lo hago en salas de espera, en el subte o en los escasos momentos en mi casa. Estoy volviendo a ver las dos temporadas de «Todos contra Juan» (ficción de Gastón Pauls) por YouTube y descubriendo nueva música, como los discos del contrabajista Lars Danielsson.

¿Cómo afecta el aislamiento a tu trabajo? ¿Estás trabajando en forma remota? ¿O te dieron licencia?

Soy docente y estoy trabajando en forma remota. Uso Google Classroom, donde armé varias aulas virtuales. El inicio fue vertiginoso, ya que todo nos tomó por sorpresa y cada docente hizo lo que pudo con sus propios recursos. La comunicación con los alumnos, las tareas asignadas, las explicaciones son fluidas y demuestra que, desde hace tiempo, los alumnos no necesitan asistir a una escuela más que dos veces por semana. Todos trabajamos mucho mejor, no sufrimos el calor ni el frío, evitamos viajes, pérdidas de tiempo, conflictos, aglomeraciones, accidentes, congestión del tránsito, etc. Esto demuestra que la escuela argentina es, sobre todo, un gran depositadero de chicos. Pero ellos merecen algo mejor.

¿Qué tecnologías de la comunicación usas para comunicarte con tus parientes y amigos? Por ejemplo, WhatsApp, llamadas desde un teléfono fijo, Skype.

WhatsApp y Google Classroom.

¿Aprovechas este tiempo de aislamiento para realizar alguna tarea o alcanzar una meta personal postergada? Si es así, ¿cuál es? Por ejemplo, hacer una copia de seguridad de la computadora, ordenar la biblioteca.

Sí aprovecho este tiempo, y mucho. Como músico (mi segunda actividad) quedaron suspendidas todas las actividades grupales, así que aprovecho para preparar cifrados, partituras, para componer y avanzar en el estudio del instrumento. También estoy ordenando mi biblioteca y muchos efectos personales, y haciendo reparaciones y mejoras en mi casa.

¿Aprovechas este tiempo de aislamiento para crecer en tus capacidades físicas, mentales, espirituales, laborales, profesionales? Por ejemplo, un curso por Internet, finalizar una tesina.

Desde inicio de año, me propuse volver a leer la Biblia completa en un año y este tiempo me facilita la tarea.

Desde que se inició el aislamiento, ¿desarrollaste o tuviste reacciones como ansiedad, aburrimiento, desánimo, depresión o rabia? ¿Cómo las enfrentaste y superaste?

Mi única sensación de contrariedad es no poder ver a mi hijo y a mi nuera, y no poder hacer música con mis amigos de mi banda #líodesueños. En cuanto a todo lo demás, es lo contrario: tuve una sensación de alivio. En una gran medida por el hecho de no salir a la calle (donde a diario se experimenta un clima de mucha agresividad) y por la inexistencia de encuentros inútiles y obligatorios en tiempos regulares.

Espacio libre para que puedas agregar aquello que quieras compartir y que no apareció en este cuestionario.

Me entristece mucho las vidas perdidas por el virus, las familias quebradas. Me preocupa mucho la crisis económica que sobrevendrá. Me inquieta la situación de los que no pueden trabajar y dependen directamente de ello para su sustento. Me indigna que músicos millonarios reciban subsidios para hacer «conciertos» desde su casa y el sistema de salud corra el riesgo de colapsar. Me enoja que, a pesar de las medidas adoptadas por el gobierno, haya gente egoísta que las quiebre sin importarle el prójimo.

Me alegra saber que el planeta respirará por unos días, un poco más libre de nuestra contaminación, que millones de personas comiencen a pensar en algo más trascendente que los deseos materiales cotidianos, que millones de argentinos estemos dejando nuestras preferencias políticas para unirnos en un propósito común.

Alejandro Bedrossian

Docente y músico. Reside en Buenos Aires, Argentina.

Puedes leer las respuestas del resto de los encuestados aquí.

Un comentario sobre “¿Cómo vive Alejandro Bedrossian el aislamiento por el coronavirus?”

  1. Pablo R. Bedrossian – San Pedro Sula, Honduras – Mi primer propósito es informar y formar. Este no es un blog para obtener seguidores sino para ser utilizado como consulta o referencia en temas muy diversos como historia, naturaleza, arte o fe. Mi segundo propósito es generar opinión. Este mundo necesita pensamiento y participación, no sólo seguimiento y observación. Es un llamado a ser protagonistas y no sólo testigos, actores y no sólo espectadores. Formación Profesional: * Médico Especialista en Cardiología * Máster en Administración y Marketing Estratégico * Máster en Dirección de Empresas (MBA)
    Pablo R. Bedrossian dice:

    ¡Buenísimo!!!

Deja un comentario