¿Cómo vive Ítalo Daffra el aislamiento por el coronavirus?

Las siguientes respuestas forman parte de la encuesta “¿Cómo vivís el aislamiento por el coronavirus?”. Más información sobre este sondeo aquí.

Al momento de responder este cuestionario, ¿cómo llevas el aislamiento dispuesto por el Estado ante la pandemia del coronavirus? Puedes responder con frases cortas o explayarte. Por ejemplo, desde un lacónico “Bien, sin grandes problemas” hasta una crónica de una página de extensión,

Bien, con tranquilidad y tratando de calmar la paranoia cuando aparece. Pendiente de la gente que quiero y pensando mucho como readaptarse en este nuevo escenario.

¿Cómo manejás tu tiempo en el marco del aislamiento? ¿Cambió tu rutina diaria? ¿Adoptaste una nueva rutina? Si es así, te invito a describirla. Por ejemplo, realizar ejercicios de gimnasia a la mañana o una meditación espiritual.

Pese a que soy un trabajador nómade, sin necesidad de trabajar desde un lugar fijo obligatorio, tenía mi rutina combinando co workings y cafés, mi departamento y ahora cambió todo porque desde antes de la medida de cuarentena obligatoria ya había reducido mucho mis salidas. Trabajar en casa es muy difícil, lo experimento hace 17 años, y mucha gente primero menosprecia los motivos y con el tiempo los veo buscar con «desesperación» un lugar para trabajar. Aún viviendo solo es complicado, así que es necesario organizar los tiempos para lo que demanda la vida persona versus el trabajo. Es fundamental poner horarios y hacer el mayor esfuerzo para cumplirlos. Un cambio importante que hice es incorporar una siesta sin culpa, pero a cambio comenzar a trabajar una hora antes.

¿Cómo impacta el aislamiento en tu familia? Me refiero a tu relación con tu pareja, hijos, nietos, padres, abuelos u otros parientes cercanos.

En mi caso al vivir solo no tuvo un impacto significativo.

¿Descubriste en este tiempo de aislamiento una película, libro, música, serie de TV, juego o videojuego, y que podrías recomendar?

¿Cómo afecta el aislamiento a tu trabajo? ¿Estás trabajando en forma remota? ¿O te dieron licencia?

Salvo por tener que estar en el mismo lugar, al ser el dueño de mi agencia digital y ya trabajar antes así, de manera nómade, no implicó cambios.

¿Qué tecnologías de la comunicación usas para comunicarte con tus parientes y amigos? Por ejemplo, WhatsApp, llamadas desde un teléfono fijo, Skype.

El teléfono fijo se sigue usando solo para comunicaciones con mi madre y para recibir llamadas de acreedores de servicios. Para trabajar vengo utilizando hace 3 años Zoom, que se está poniendo de moda porque es más profesional, estable y funcional que Skype y Meet (a Hangout lo colgaron). Lo bueno de Meet es que no necesita instalar software, es ideal para novatos en tecnología, pero con clientes fijos o profesionales que quieren hacer las cosas bien, Zoom o nada 🙂

¿Aprovechas este tiempo de aislamiento para realizar alguna tarea o alcanzar una meta personal postergada? Si es así, ¿cuál es? Por ejemplo, hacer una copia de seguridad de la computadora, ordenar la biblioteca.

Ordenar mi casa es una tarea siempre postergada, y me ayuda a tener un entorno que me ayude a focalizarme y tener una mejor experiencia.

¿Aprovechas este tiempo de aislamiento para crecer en tus capacidades físicas, mentales, espirituales, laborales, profesionales? Por ejemplo, un curso por Internet, finalizar una tesina.

Me prendí en algunas clases online de yoga, estiramento y me falta meditación. Ante la falta de ejercicio y caminatas en la calle, estoy subiendo 7 pisos hasta la terraza y bajando, al menos 3 veces por día. A veces llevo la ropa a colgarla y hago 2×1 🙂

Desde que se inició el aislamiento, ¿desarrollaste o tuviste reacciones como ansiedad, aburrimiento, desánimo, depresión o rabia? ¿Cómo las enfrentaste y superaste?

Por el momento no pasé situaciones de ese tipo.

Espacio libre para que puedas agregar aquello que quieras compartir y que no apareció en este cuestionario.

Lo más importante que puedo aportar es lo que decía antes de mi experiencia trabajando sin estructuras. Es muy difícil. Hay empresas que se han negado a hacerlo, y ahora ante la obligación no tienen datos ni referencias de cómo hacerlo sin que se resienta la productividad. A la merma económica natural de una situación tan inusual como la que vivimos, se suma trabajar mal. Entonces es necesario que tanto los profesionales como los empresarios, directores y jefes asuman que deben pedir ayuda y organizar el trabajo por metas. Revisar cosas tan básicas como analizar cómo es el lugar donde trabaja cada una de las personas de su equipo. Se puede trabajar desde la cama o en pijama, pero no es para nada recomendable, sobre todo que sea de forma sostenida. Tal vez resolver algún tema así es posible, pero no se sostiene en el tiempo. Hay que crear nuevos hábitos, ajustar el control y seguimiento de tareas y aprovechar todo esto para avanzar y mejorar la forma en que trabajamos, producimos y medimos lo que hacemos para ser mejores.

Ítalo Daffra

Periodista, comunicador y emprendedor con más de 28 años de experiencia en medios de comunicación y herramientas digitales. Director de la agencia digital businessmedialab.com, marketing digital para negocios. Socio de FOPEA, INICIA y River Plate.

Puedes leer las respuestas del resto de los encuestados aquí.

Deja un comentario