Iniciar un proceso productivo en Argentina insume hasta 8 meses

En la Argentina, el inicio de un proceso productivo puede demorar entre 120 y 260 días, el equivalente a más de 8 meses.

El dato surge de un relevamiento privado. Contempla desde el momento en el que se inicia el pedido de compra hasta que se concreta la recepción de los insumos, tanto para organizaciones privadas como estatales.

Los procesos relevados incluyeron mantenimiento y tendido de conductos, sistemas de transmisión de energía, refinación y comercialización de combustibles.

También comprendieron la producción de autopartes, electrodomésticos, artículos informáticos y del sector energético.

Edison, compañía de servicios de consultoría orientados al diseño, el desarrollo y transformación de procesos, relevó los procesos de organizaciones industriales y de servicios en la Argentina.

La finalidad fue identificar el tiempo mínimo y máximo necesario para poner en marcha producción o prestación de sus servicios.

Ineficiencia en procesos

Se relevaron 500 procesos antes de la pandemia del coronavirus. Edison comprobó que las organizaciones de este tipo pueden demorar hasta 260 días entre el inicio del pedido interno de una compra industrial hasta el pago para recibir los insumos para la producción.

“La demora e ineficiencia en los procesos de compra y planificación genera que los recibos y pedidos no lleguen a tiempo y se produzcan problemas con el stock», dijo Andrea Galais, líder de transformación de inteligencia de procesos de Edison.

«Muchas veces se generan quiebres de stock o se adquieren materiales ya existentes», advirtiió Galais, en un comunicado que me envió Edison.

«La superposición de pedidos produce un alto riesgo de retrasos en las obras, en las cadenas de producción y seguramente en el nivel de servicio acordado», afirmó.

El relevamiento comprobó que el plazo mínimo para este tipo de procesos es de 120 días, en el contexto argentino previo a la pandemia.

“Así, cualquier demora o error en la gestión del proceso de compras y planificación conlleva a dilatar ese período que ya de por sí es muy prolongado”, dijo la especialista.

Impacto de errores administrativos

El informe observa que el impacto en los errores administrativos de estos procesos se carga sobre el trabajo del personal.

Por cada proceso que requiere una corrección administrativa o retrabajo, es necesario dedicarle al menos 20 minutos para su rectificación.

“Según nuestras mediciones, se dedican no menos de 12 días de trabajo al año sólo para hacer correcciones y evitar que los 120 días iniciales no se conviertan en 260”, agregó Galais.

Los resultados individuales variaron según la agilidad y la eficiencia de los procesos y no tuvieron correlación con la cadena de logística.

Esto explica por qué algunas organizaciones que trabajan en una sola provincia presenten más demoras que otras con alcance nacional.

“Invertir en la mejora de estos procesos que hacen a la productividad de las organizaciones resulta clave porque en el contexto actual. Tres o cuatro meses de demora para comenzar a trabajar podría ser insostenible”, dijo Ricardo Hernández, director general ejecutivo de Edison para América latina.

“No es casual que actualmente ocho de cada 10 organizaciones ya hayan definido o asignado presupuesto para lo que resta del año y para comienzos de 2021 para trabajar la automatización o mejora de procesos”, afirmó.

Herramientas como la minería de procesos «ayudan a que las empresas de capital humano intensivo puedan detectar posibilidades y oportunidades de automatización», dijo Hernández.

También les permite «diferenciar segregación de funciones y perder menos tiempo y recursos».

«Todas las organizaciones que consultamos no están conformes con la demora en sus procesos y buscan mejorar sus métricas en este sentido”, concluyó Hernández.

Deja un comentario