Restricciones cambiarias: inquietud por reacción de proveedores externos

Las últimas restricciones cambiarias anunciadas por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) y la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) abrieron un nuevo foco de preocupación para las empresas tecnológicas locales, en especial aquellas que distribuyen productos y servicios importados.

«Existe la posibilidad que algunos de ellas asuman la postura de no venderle a la Argentina», y además se verá «limitada la llegada de nuevas tecnologías» al país, me advirtió Mariano Denaro, director general ejecutivo de Telextorage, una de las principales empresas de comercialización e integración de tecnologías de la información para el mercado corporativo argentino.

Con más de 25 años de presencia en el mercado, y experiencia para afrontar las recurrentes crisis económicas argentinas, esta compañía ofrece productos de almacenamiento y respaldo de datos, seguridad, virtualización, deduplicación y administración de la información.

Certificada por Dell EMC, Microsoft, Kaspersky, Lenovo, Oracle, Amazon Web Services, Cisco, Samsung y HP Entreprise, Telextorage tiene entre sus clientes a Aerolíneas Argentinas, Banco Ciudad de Buenos Aires, Correo Argentino, Mercado Libre, Turner, Grupo Provincia, al propio Banco Central, Galeno, Pampa Energía y JP Morgan.

Riesgos con proveedores

«Respecto al mercado de la tecnología, en principio y con las normas conocidas hasta este momento, no debería haber grandes cambios o novedades», dijo Denaro, ante un cuestionario que le envié y me respondió por correo electrónico.

«Probablemente el riesgo más grande pueda ser que se generen dificultades con los productos de aquellos proveedores que se verán obligados a refinanciar sus créditos», estimó.

«Creo que existe la posibilidad que algunos de ellas asuman la postura de no venderle a la Argentina o hacerlo requiriendo pago anticipado. Si este último fuera el caso, obviamente habría un incremento en los precios», advirtió.

«En el mercado en el que nosotros trabajamos, el corporativo, no ha habido cambios importantes. Hay que tener en cuenta que los cambios en el mercado del dólar han tenido el mayor impacto en la disponibilidad para compra individual», reparó.

«Los que tenemos algunos años hemos visto este tipo de medidas muchas veces en la historia económica de la Argentina y nunca hemos visto que dieran resultado. No solo eso, frecuentemente han sido contraproducentes», alertó.

«Generalmente este tipo de medidas producen calma en los primeros momentos pero producen el efecto ‘olla de presión’ y generan un posterior estallido que produce daños mayores a los que se pretende evitar», pronosticó.

Puedes leer más sobre este tema en la nota propia publicada en iProfesional aquí.

Deja un comentario