Miguel de Cata: ¿cuál es tu saldo personal del confinamiento por la pandemia?

Las siguientes respuestas forman parte de la encuesta “Covid-19: ¿cuál es tu saldo personal del confinamiento?”. Más información sobre este sondeo aquí.

-A ocho meses del inicio del confinamiento, ¿cómo llevaste este tiempo? Puedes responder con frases cortas o explayarte. Por ejemplo, desde un lacónico “Bien, sin grandes problemas” hasta una crónica de una página de extensión, con una evolución de tu experiencia desde el inicio a hoy.

-Adaptándome al principio desde casa después a medias y actualmente casi normal.

-¿Cómo manejas ahora tu tiempo en el marco del aislamiento, en comparación a la era previa a la pandemia? ¿Adoptaste y consolidaste una nueva rutina que la mantendrías en la post pandemia? Si es así, te invito a describirla. Por ejemplo, realizar ejercicios de gimnasia a la mañana o una meditación espiritual.

-Nada que ya no hiciese antes, repito en mi caso prácticamente volví a la normalidad, pero comprendo que no todos tienen esa bendición.

-¿Cómo impactó el aislamiento en tu familia? Me refiero a tu relación con tu pareja, hijos, nietos, padres, abuelos u otros parientes cercanos. ¿Alguno de ellos dio positivo de coronavirus?

-NO nadie se contagió, gracias a Dios, mucho tiempo sin ver a mi hija y nieto, por vivir en la república de Capital Federal (otro país) si semanalmente a mi hijo que vive cerca, extrañando a los amigos, aunque a diario sé de ellos, y también la iglesia que se reunía los domingos, no es lo mismo un culto por TV.

-¿Descubriste en este tiempo de aislamiento una película, libro, música, serie de TV, juego o videojuego, y que podrías recomendar?

-NO.

-¿Cómo afectó el aislamiento a tu trabajo? ¿Seguís hoy con el trabajo en forma remota? ¿Cambiaste de trabajo’ ¿Iniciaste uno nuevo?

-NO , trabajé menos horas, pero igual me conformo. Siempre desde mi local.

-¿Aprovechaste este tiempo de aislamiento para realizar alguna tarea o alcanzar una meta personal postergada? Si es así, ¿cuál fue? Por ejemplo, una copia de seguridad de la computadora, ordenar tu biblioteca.

-Fotos, esas fotos viejas que nunca se vuelven a ver, las reviví todas.

-¿Aprovechaste este tiempo de aislamiento para crecer en tus capacidades físicas, mentales, espirituales, laborales, profesionales? Por ejemplo, un curso por Internet, finalizar una tesina.

-Si, sobre todo crecí a lo ancho. Prefiero que me tomen la temperatura pero no me pesen.

-Durante el aislamiento, ¿desarrollaste o tuviste reacciones como ansiedad, aburrimiento, desánimo, depresión o rabia? ¿Cómo las enfrentaste y superaste o tratas hoy con ellas?

-SI, en ese orden, dejándolas pasar algunas otras todavía las tengo, sobre todo la última.

-¿Cuáles fueron las principales enseñanzas, ganancias y pérdidas que te deja este tiempo de confinamiento? Puedes incluir diferentes campos, como el personal, el bienestar físico y espiritual, el laboral, etc.

-He aprendido a lo largo de mis 66 años que todos los días Dios me enseña algo, pero no todos los días me doy cuenta, a veces lo descubro mucho después o nunca. Nunca esperé ver esto, que el mundo entero esté aislado y acobachado por un bicho que creó el hombre para su propia destrucción.

-Espacio libre para que agregues aquello que no aparecía en el cuestionario y que consideras que vale la pena mencionar.

-A vos también te extraño NENE.

Miguel de Cata

Propietario de un comercio de iluminación y electricidad en Martínez, Buenos Aires, Argentina. Miembro de la sesión de la Iglesia Presbiteriana San Andrés en Olivos, Buenos Aires.

Puedes leer las respuestas del resto de los encuestados aquí. 

Deja un comentario