Sandra Costabel: ¿cuál es tu saldo personal del confinamiento por la pandemia?

Las siguientes respuestas forman parte de la encuesta “Covid-19: ¿cuál es tu saldo personal del confinamiento?”. Más información sobre este sondeo aquí. 

-A ocho meses del inicio del confinamiento, ¿cómo llevaste este tiempo? Puedes responder con frases cortas o explayarte. Por ejemplo, desde un lacónico “Bien, sin grandes problemas” hasta una crónica de una página de extensión, con una evolución de tu experiencia desde el inicio a hoy.

-No puedo quejarme si me comparo a otras personas. No perdí el trabajo, aunque si un tercio de mi salario en uno de mis trabajos, lo cual no me afectó en el sustento familiar. El gran cambio se vio en el volumen de actividad. Muchísimo trabajo. La ONG donde trabajo sí se vio afectada y yo estuve encargada de presentar muchos proyectos a lo largo del año, para visualizar un futuro más estable. Por lo tanto estoy agradecida que Dios ha cuidado mi trabajo y salud, soy consciente que es un privilegio ya que muchos perdieron ambas cosas, pero estoy muy cansada.

-¿Cómo manejas ahora tu tiempo en el marco del aislamiento, en comparación a la era previa a la pandemia? ¿Adoptaste y consolidaste una nueva rutina que la mantendrías en la post pandemia? Si es así, te invito a describirla. Por ejemplo, realizar ejercicios de gimnasia a la mañana o una meditación espiritual.

-Comencé a caminar en la caminadora. Eso es nuevo. Antes hacía natación. Físicamente siento las consecuencias de tantas horas de trabajo sentada. Trabajo más en mi casa, aunque si tengo que salir, lo hago. Dependerá en el futuro de los requerimientos del trabajo. A la iglesia también asistimos de forma virtual, aunque también se podría ir de manera presencial.

-¿Cómo impactó el aislamiento en tu familia? Me refiero a tu relación con tu pareja, hijos, nietos, padres, abuelos u otros parientes cercanos. ¿Alguno de ellos dio positivo de coronavirus?

-Nadie es Covid positivo gracias a Dios. El relacionamiento no ha variado por la pandemia. Solo al principio no visité a mi madre. De todos modos mis visitas no son frecuentes porque vive en el interior del país.

-¿Descubriste en este tiempo de aislamiento una película, libro, música, serie de TV, juego o videojuego, y que podrías recomendar?

-Películas he visto muchas porque se alteró mi horario en el sueño, o porque estando en casa mientras almuerzo veo parte de una película o un capítulo de una serie. Pero nada en particular que haya descubierto por la pandemia. Ya consumía Netflix cuando podía.

-¿Cómo afectó el aislamiento a tu trabajo? ¿Seguís hoy con el trabajo en forma remota? ¿Cambiaste de trabajo’ ¿Iniciaste uno nuevo?

-Mi trabajo se vio muy afectado financieramente. Muchas reuniones las mantenemos vía zoom. Pero no es obligación hacerlo así. A veces nos reunimos. De todos modos reunirnos por zoom nos facilita el encuentro. Eso creo que llegó para quedarse.

-¿Aprovechaste este tiempo de aislamiento para realizar alguna tarea o alcanzar una meta personal postergada? Si es así, ¿cuál fue? Por ejemplo, una copia de seguridad de la computadora, ordenar tu biblioteca.

-No, cero tiempos para cosas extras. Éste ha sido un año de muchísimo trabajo. Miles de horas sentada escribiendo y coordinando por computadora, dando clases, etc.

Lo único nuevo a raíz de la pandemia es que en algunas reuniones vía zoom que no requiere que yo tome nota, aprovecho a pintar en madera. Es algo que me gusta y me fija más la concentración, mientras escucho a los otros u aún opino del tema de conversación, pinto.

-¿Aprovechaste este tiempo de aislamiento para crecer en tus capacidades físicas, mentales, espirituales, laborales, profesionales? Por ejemplo, un curso por Internet, finalizar una tesina.

-No, he tenido menos tiempo que antes para estas cosas. Alguna formación cultural de pocas horas. Al principio asistí a algunas conferencias online.

-Durante el aislamiento, ¿desarrollaste o tuviste reacciones como ansiedad, aburrimiento, desánimo, depresión o rabia? ¿Cómo las enfrentaste y superaste o tratas hoy con ellas?

-Solo alteración del sueño. Estar muy lúcida hasta tarde. A veces, no siempre, recién puedo dormir en la madrugada.

-¿Cuáles fueron las principales enseñanzas, ganancias y pérdidas que te deja este tiempo de confinamiento? Puedes incluir diferentes campos, como el personal, el bienestar físico y espiritual, el laboral, etc.

-En lo personal, estoy cansada. En lo físico, sumé las caminatas en caminador como positivo, pero aumenté en sedentarismo como algo negativo. En lo espiritual, no estoy conforme con el tipo de reuniones en la iglesia como negativo, pero que puedes comunicarte con muchos a distancia, participar de cultos de otros lados o escuchar las predicas que quieras, como positivo. Aumentó el menú online. En lo artístico di un giro enorme, concentrándome más en la presentación de proyectos (donde me ha ido bien) y en grabación de video clips y canciones en estudio. Lo necesitaba y creo que rinde más que tanta presentación en vivo en boliches chicos.

-Espacio libre para que agregues aquello que no aparecía en el cuestionario y que consideras que vale la pena mencionar.

-Esta pandemia ha fomentado la creatividad, pero también ha deprimido a unos cuantos. No se visualiza un fin claro próximamente y eso dificulta la proyección. En el ámbito docente fue un año de mucho trabajo, pero bueno.

Sandra Costabel

Licenciada en Trabajo Social, uruguaya, está casada con Rodolfo, con quien tiene 2 hijos y un nieto. Se desarrolla en el ámbito de la Sociedad Civil. Forma parte de la Directiva de la Asociación Nacional de ONG orientadas al desarrollo. Es Coordinadora del Programa de Educación y Trabajo de JPC Uruguay. Es Docente de Sociología en el Instituto de Profesores Artigas (Formación Docente), y también es cantautora, actividad que combina con su interés en el área social y de incidencia pública.

Puedes leer las respuestas del resto de los encuestados aquí. 

Deja un comentario