Skip to main content

Un sistema de inteligencia artificial se aplica en la Argentina para detectar el coronavirus por la voz de la persona.

La plataforma fue importada de Holanda hace más de un año por una fundación.

Ya se probó en el hospital de la ciudad bonaerense de Suipacha. Este año llegaría a uno de los principales centros sanitarios estatales de Buenos Aires.

Pablo Orbelli, director de la Fundación «Sonríe la vida», explicó que la entidad nació hace más de cinco años a partir de las necesidades sociales en el Norte argentino, entre ellas carencias de médicos, pediatras y odontólogos.

Cuando llegó la pandemia, apostaron por las tecnologías de la información para dar respuestas a situaciones sanitarias desbordadas.

Como primer paso se contactaron con investigadores en Europa y Brasil para investigar la aplicación de la resonancia protónica para la detección del coronavirus

Luego empezó a probar esta tecnología con la droguería Meta, del norte del Gran Buenos Aires.

«Testeábamos todos los días a mucha gente, hasta que empezamos a entender mediante el sistema las variables de este virus», dijo Orbelli.

La persona habla a un micrófono inteligente entre 2 y 5 minutos. La información recogida es analizada por la plataforma de inteligencia artificial que demora entre 3 y 15 minutos para determinar si la persona tiene o no el coronavirus.

«En una población de 380 personas por mes, durante 8 meses de trabajo solamente una terminó internada con Covid-19, y otras 14 estuvieron fuera de la empresa con síntomas y las que fueron internadas con síntomas leves de Covid, finalmente dieron negativo», dijo Orbelli.

En total se registraron a 5 mil personas, de las que sufrieron síntomas graves solo 16 que se detectaron antes y ya estaban afuera de la empresa.

La ciudad de Suipacha llegó a tener su hospital desbordado por la pandemia.

El centro asistencial firmó un convenio con la fundación, que le donó la tecnología, capacitó al personal, y realizó un estudio.

El método con resonancia protónica sólo necesita que el paciente hable ante el micrófono.

Estas grabaciones son procesadas por un software que mediante inteligencia artificial detecta las micro frecuencias que presentan en la voz las personas infectadas.

Denominado Aquera RSI, el sistema de identificación informa si el paciente es positivo o negativo.

Además agrega datos que son importantes para el equipo médico: la etapa de la infección en la que se encuentra la persona, cierta aproximación el lugar de alojamiento del virus, como boca, nariz, garganta, intestino, pulmones, cabeza y músculos.

Puedes leer más sobre este tema en la nota propia que publiqué en iProfesional aquí.

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

One Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: