Skip to main content

¿Qué deben saber los emprendedores para desarrollar sus emprendimientos este año? ¿Cómo hacerlo cuando el futuro presenta cartas inciertas? Deben tener en cuenta estas 10 claves para lograrlo.

Abrazar el cambio y la incertidumbre

Es importante tomar al cambio y a la incertidumbre cómo constantes y motor generador para ir hacia adelante.

En este sentido, “no es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la más receptiva al cambio”.

La teoría darwiniana es una de las que más me gusta para entender el funcionamiento de los emprendedores, y cobra mucho más sentido en este momento en la Argentina.

El contexto nos exige que seamos muy precisos y resolutivos en la ejecución; poner nuestra energía, talento y recursos a trabajar en esos factores de nuestro negocio sobre los que sí tenemos control.

Habrá tantos otros que no podremos controlar y para eso tendremos que desarrollar la capacidad de adaptarnos a la realidad y gestionar la incertidumbre.

Aprender a ser flexibles a los cambios internos y del entorno, tanto en las oportunidades como en los desafíos.

Pensar en grande

Es indispensable pensar siempre en grande, porque hacer algo de gran envergadura es más sencillo que algo pequeño.

Con un emprendimiento grande se podrán atraer más talentos, lo cual dará mejores resultados, agrandará el negocio y el círculo se irá expandiendo cada vez más.

Será menos complejo conseguir inversores, clientes, consumidores; cruzar fronteras e ir haciendo efectiva la expansión, la formalización, y el posicionamiento en el mercado en el que se desee estar.

En otras palabras, la creencia en los grandes resultados es la fuerza impulsora para lograr el éxito.

Elegir oportunidades que resuelvan necesidades insatisfechas o problemas no resueltos

Recomiendo no emprender pensando solo en la necesidad que dejó la crisis.

Por lo contrario, los proyectos nacidos en pandemia deben buscar un norte más allá de la coyuntura y la necesidad para que puedan prosperar con la normalización económica y no estancarse en resolver un problema momentáneo.

Prestar atención a las tendencias y los hábitos de consumo

Para decidir en qué sector emprender estar informado sobre las tendencias y los comportamientos del cliente es ley, especialmente en cómo han cambiado durante el 2020.

Reconocer el cliente objetivo, saber qué es lo que quiere o necesita, observar y ajustar el producto o servicio para que perduren en el tiempo. Para lograrlo, siempre hay que poner el cliente en el centro.

Incorporar la tecnología en el corazón del negocio de los emprendedores

Tener un perfil digital, poder mostrar, vender y cobrar de forma digital es hoy absolutamente necesario.

El consumidor actual es altamente demandante y exigente, así que todo lo anterior se potencia si además se puede tener un servicio de logística como promesa verificable.

Empezar en modo beta y avanzar

No trates de convertir tu idea y oportunidad en un megaproyecto desde el inicio.

Pensá en cuáles son las funciones o características que tu producto o servicio necesita y el paso siguiente es ir recogiendo opiniones, devoluciones y evaluaciones por parte de los clientes e ir mejorando todo el tiempo.

En este sentido vale la pena destacar esta frase: “Si no estás arrepentido de la primera versión de tu producto o servicio que lanzaste al mercado quizás sea porque lo hiciste demasiado tarde”.

Los números mandan para los emprendedores

Es clave hacer estimaciones realistas de las necesidades de dinero tanto para empezar como para financiar las siguientes etapas del emprendimiento, como así también tomar las próximas decisiones en base a resultados. No se puede mejorar lo que no se puede medir.

Rodearse de un gran equipo

No intentes hacerlo todo solo. Las mejores compañías son las que tienen grandes equipos detrás, comprometidos con la misión de la empresa.

Para eso, es importante elegir personas con habilidades complementarias y generar alianzas.

Hablar con diferentes personas que tengan cierta trayectoria o experiencia en tu campo de acción y contále, preguntále, nutríte de esa experiencia. El trabajo en red y en comunidad es indispensable para desarrollarse.

Ejercer un liderazgo empático

Es muy probable que en 2021 la modalidad de trabajo remoto continúe, los emprendedores liderarán empleados con hijos, que las necesitan, con una red wifi que a veces falla y en el contexto de su casa, que -está claro- no funciona como un «home office» sino como un “coliving”, donde niños, pareja y mascotas conviven con calendarios laborales.

El emprendedor como líder debe enfocarse en las personas en la comunicación permanente con sus empleados.

Los líderes muy orientados a objetivos deberían pensar, primero, en las personas y seguramente logren mejores resultados.

Saber tolerar los malos resultados

Además de los puntos anteriores, otro ingrediente fundamental para cualquier emprendedor es tener perseverancia y tolerancia ante los posibles fracasos iniciales y fuerzas para comenzar de nuevo si no funciona en el primer intento.

El camino emprendedor tiene sus picos de éxito y valles de incertidumbre.

Anímense y hagan lo que les apasiona, con autoconfianza y resiliencia porque las recompensas serán enormes, tanto para ustedes como para quienes las acompañen.

María Julia Bearzi

Directora ejecutiva de Endeavor Argentina.

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: