Skip to main content

Cómo proteger tu teléfono móvil debería integrar el currículo de una materia sobre tecnologías de la información y la comunicación (TIC) desde la escuela secundaria.

Para muchos de nosotros, nuestros teléfonos móviles «inteligentes» son nuestro salvavidas, porque los empleamos para fines personales y profesionales. Por ejemplo, para participar en videollamadas, interactuar las redes sociales, administrar nuestro dinero y comunicarnos con amigos y parientes.

Estos dispositivos contienen y se conectan a una gran cantidad de información personal confidencial, y que pueden ser pirateados con facilidad si no tenemos cuidado.

Afortunadamente, hay pasos que puedes seguir para resolver la tarea necesaria de cómo proteger tu teléfono móvil de los piratas informáticos, así como hábitos que puedes evitar que de otro modo pondrían en riesgo tus datos.

Elige tus aplicaciones con cuidado y contrólalas en forma continúa

Los expertos en seguridad informática sugieren ejecutar solo aplicaciones que están disponibles en Google Play Store o Apple App Store u otra fuente confiable.

Estas aplicaciones deben cumplir con ciertos estándares de seguridad establecidos por la tienda y también se escanean en busca de malware. Cuando descargues una aplicación menos conocida, incluso de una tienda de aplicaciones oficial, investiga para asegurarte de que el desarrollador tenga buena reputación.

Una vez que hayas descargado una aplicación, limita su acceso a otra información en tu dispositivo, incluida tu ubicación, contactos y fotos. Varias veces las aplicaciones pueden solicitar acceso limitado o permanente a otros servicios, y este acceso puede violar tu privacidad si la aplicación en sí se ve comprometida.

Si una aplicación pide un recurso que parece estar fuera de los límites a los que debería tener acceso, no solo debes decir no, sino que abre un ticket con la tienda de aplicaciones para tu plataforma.

Si no has auditado tus aplicaciones por un tiempo, tómate un tiempo para limpiar tu dispositivo. Elimina las aplicaciones que ya no usas y revoca los permisos de las aplicaciones que ya no sean necesarios.

Refuerza tu configuración de seguridad

Protege siempre tu teléfono y cualquier aplicación que acceda a información personal confidencial, con un código de acceso, una contraseña segura o, si es posible, mecanismos de autenticación biométrica como Touch ID o Face ID.

También debes habilitar la autenticación de dos factores (2FA) en los servicios que la hacen disponible y que el segundo factor se entregue a un dispositivo diferente. De esta manera, tu teléfono físico tiene una capa adicional de seguridad en caso de pérdida o robo.

Recuerda apagar AirDrop y Bluetooth cuando estés en público, al menos cuando no los estés usando en forma activa. Bluetooth convierte a tu dispositivo en vulnerable a una serie de ataques maliciosos, incluso desde bastante lejos.

Habilita actualizaciones automáticas

Uno de los pasos más simples que puedes hacer para proteger tu teléfono de los piratas informáticos es activar las actualizaciones automáticas tanto para tus aplicaciones como para tu sistema operativo.

Las actualizaciones corrigen las fallas de seguridad. Si permitís que sucedan en forma automática garantizas que no dejarás tu dispositivo desprotegido durante un período de tiempo. Si tu sistema operativo móvil es débil porque no lo actualizaste, no importa qué más uses para proteger tu teléfono, todo es vulnerable a los ataques.

Cómo proteger tu teléfono móvil con capas adicionales de seguridad

Una red pública virtual (VPN) puede agregar una capa de privacidad para tus datos, en especial si usas con frecuencia redes públicas de Wi-Fi. Las mejores VPN cifran tu información para garantizar que tu ubicación y tu historial de navegación permanezcan cifrados. En esencia, una VPN hará que tus datos sean ilegibles para cualquiera que los intercepte en la red Wi-Fi abierta.

Otra opción es descargar una aplicación antivirus o de seguridad móvil. Estas aplicaciones detectan «malware», disuaden el robo e incluso pueden ofrecer copias de seguridad de datos, seguimiento de dispositivos o VPN propias.

Los dispositivos Android vienen con Google Play Protect, un escáner de malware integrado para tus aplicaciones, aunque las aplicaciones antivirus de terceros para Android son mejores. Puedes administrar las opciones de seguridad en la aplicación Configuración de tu dispositivo en Seguridad.

Cómo proteger tu teléfono móvil: qué no hacer

Si bien las medidas preventivas son importantes, también existen algunos malos hábitos de higiene digital que ponen en riesgo tu teléfono.

No le des a la gente tu número de teléfono

Primero, deja de dar tu número de teléfono a menos que sea absolutamente necesario. Un número de teléfono puede parecer inofensivo, pero a menudo se usa como una forma de identificación, y es donde en general se envían los códigos 2FA temporales.

Los piratas informáticos que conocen tu número de teléfono móvil pueden usar SMS para enviarte malware o enlaces de «phishing» que te piden que comprometas tus datos personales, y también pueden intentar robarte el número transfiriéndolo a otro teléfono.

Cómo proteger tu teléfono móvil: no descargues archivos o aplicaciones al azar

No descargues nada enviado a tu teléfono por SMS o correo electrónico sin antes examinar en forma cuidadosa la fuente, incluso si el mensaje parece provenir de alguien que conoces. Y si el contacto es desconocido o si el mensaje exige que tomes medidas urgentes, no respondas ni haga clic en ningún enlace.

En caso de duda, no respondas. Al igual que con el correo electrónico, las solicitudes móviles de datos personales o acciones inmediatas son casi siempre estafas.

No hagas «jailbreak» ni «rootees» tu teléfono

También debes evitar hacer «jailbreak» o «rootear» tu dispositivo, cambiar la configuración del equipo desde su raíz, porque puedes comprometer la seguridad integrada en tu sistema operativo o aplicaciones.

Una vez liberado el jailbreak, todas las medidas de seguridad nativas están apagadas. Las protecciones básicas que Apple asume al crear puntos finales de API se han ido y las aplicaciones pueden hacer prácticamente lo que quieran.

No uses Wi-Fi público

Trata de evitar el uso de redes públicas de Wi-Fi, que son un lugar privilegiado para que los piratas informáticos obtengan acceso a tu dispositivo móvil. En su lugar, utiliza tu plan de datos móviles. Si tienes que conectarte a una red no segura, como cuando viajas al extranjero, asegúrate de que tu VPN esté habilitada.

Los indicios de que tu teléfono se ha visto comprometido incluyen sobrecalentamiento y disminución de la duración de la batería. Para ver si alguna aplicación está usando una cantidad inusual de energía en tu dispositivo Android, ve a Configuración> Batería> Más> Uso de la batería. En iOS, dirígete a Configuración> Batería.

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: