Susana Finquelievich y su balance TIC del kirchnerismo y del próximo Gobierno

La investigadora Susana Finquelievich respondió a mi cuestionario sobre balances y retos de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en el kirchnerismo y en el próximo Gobierno nacional.

Investigadora principal del Conicet, basada en el Instituto de Investigaciones Gino Germani, y directora del Programa de Investigaciones sobre la Sociedad de la Información de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires (UBA), es arquitecta, urbanista y doctora en sociología urbana.

Es miembro del Consejo Directivo del Centro de Investigación y Transferencia de Entre Rios (CITER) de la Universidad Nacional de Entre Ríos, y publicó 15 libros referentes a distintos aspectos de la sociedad de la información (SI).

-¿Qué balance hace de la gestión y las políticas de las administraciones Kirchner iniciadas en 2003 en relación a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC)?

-Mi balance sobre los 10 años de las administraciones Kirchner en relación a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) es muy positivo, sobre todo en materia de políticas públicas en relación a las TIC, «e-inclusión» y gobierno electrónico, además avances importantes como el satélite Arsat 1, la ley Argentina Digital, y leyes de promoción del software.

En estos 10 años se han formulado las bases de la Agenda Digital Argentina (decreto presidencial de mayo del 2009), se ha modernizado y perfeccionado la gestión electrónica de la Anses y se ha implementado Conectar Igualdad, el programa más amplio en América latina en lo que se refiere a educación para la sociedad de la información y e-inclusión.

En el país ha progresado el gobierno electrónico (aunque la mayor parte de los desarrollos proviene de iniciativas provinciales y locales antes de que del Gobierno nacional).

También se han realizado excelentes políticas y estrategias en el campo de la ciencia, tecnología e innovación, estrechamente ligado a las TIC.

La creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva y la revitalización del Conicet influyen muy positivamente, tanto en el campo de los conocimientos logrados a las TIC como en el sector productivo.

-¿Cuáles son los desafíos relacionados a las TIC que enfrentará el próximo Gobierno nacional?

-Para comenzar, el próximo gobierno deberá actualizar la Agenda Digital Nacional, no ya como un conjunto de proyectos, sino como la coordinación de la construcción de la sociedad del conocimiento en el país, con metas, responsables, cronogramas y financiación bien definidos.

Si bien se han formulado las bases para ella, no se ha desarrollado, en el sentido de atribuirle recursos, responsables, plazos de ejecución y demás componentes de una agenda nacional.

Se han desarrollado iniciativas aisladas y valiosas por sí mismas (como el mencionado Conectar Igualdad, iniciativas de e-gobierno, etc,) pero no están coordinadas entre sí.

Si bien existe un seguimiento de la agenda, éste se limita en el presente al desarrollo y promoción de herramientas (interoperabilidad, «open data», firma digital, seguridad informática y otros.

Una agenda nacional debe dar lugar a proyectos en base a una planificación a corto, mediano y sobre todo largo plazo, no estar conformada a partir de los proyectos.

Mientras que otros países latinoamericanos, como Colombia, Chile, México, Venezuela, avanzan en las segundas o terceras versiones de sus agendas digitales y avanzan en políticas públicas para la SI, en la Argentina se formulan estrategias o iniciativas parciales y aisladas entre sí.

Un desafío a recoger es integrar la planificación de la ciencia y la tecnología a la Agenda Digital Nacional, para generar el círculo virtuoso entre la producción de nuevos conocimientos y nuevas tecnologías y la formación de los tan necesarios recursos humanos para la ciencia y la tecnología.

-¿Qué debería hacer el próximo Gobierno nacional para aprovechar –en favor del desarrollo de la sociedad de la información y el conocimiento– la infraestructura y la legislación (Argentina Conectada, Conectar Igualdad, satélite Arsat 1, ley Argentina Digital, leyes de promoción del software) en relación a las TIC registradas en esta última década?

-La infraestructura debe ser mejorada y completada, como en el caso de Argentina Conectada.

Sería necesario crear un ministerio TIC nacional, encargado entre otras cosas de coordinar y profundizar los progresos en relación a las TIC desarrollados en esta última década

-En su opinión, ¿qué políticas debería desarrollar el próximo Gobierno nacional en relación a los datos abiertos en el Estado?

-La Argentina, como la mayoría de los países de América latina, aún está dando sus primeros pasos en lo que respecta a datos abiertos.

Existen en el país iniciativas con respecto a datos abiertos en el Estado, pero éstas deben ser profundizadas, desarrolladas y multiplicadas.

Algunas de estas iniciativas provienen de gobiernos locales. Sería interesante coordinar estas acciones “de abajo hacia arriba” con las iniciativas nacionales.

-¿En cuáles áreas debería enfocar el próximo Gobierno nacional sus programas de I+D+i (investigación+desarrollo+innovación)?

-Creo que el Mincyt, que está llevado a cabo una gestión excelente, debería coordinar sus acciones con otros ministerios y programas nacionales, como las telecomunicaciones, el sector nuclear, el sector espacial, la energía, la biotecnología, la educación en todos sus niveles.

También deberían intensificarse los programas y subsidios en las áreas de desarrollo de productos y servicios basados en el conocimiento.

Sería interesante que las políticas nacionales, como Argentina 2020, puedan ser efectivamente relacionadas con las políticas de I+D+i provinciales y locales.

-A partir del programa Conectar Igualdad, ¿cómo debería integrar el próximo Gobierno nacional a las TIC en las políticas de educación general?

-Las TIC deberían estar integradas a la educación en todos sus niveles.

Por ejemplo, Conectar Igualdad atiende a alumnos de colegios secundarios, mientras que muchos planes provinciales están focalizados en las TIC en la enseñanza primaria, y no existen a mi conocimiento planes nacionales para el uso de las TIC en las universidades.

Me gustaría ver un plan nacional de uso de TIC para formas innovadoras de educación, no sólo a lo largo de la educación formal, sino también en el aprendizaje permanente, en el necesario reciclaje profesional tan necesario en la sociedad actual.

-¿Qué debería hacer el próximo Gobierno nacional en relación a los beneficios fiscales para la fabricación de productos TIC en Tierra del Fuego?

-Los beneficios fiscales y otras iniciativas deberían focalizarse en profundizar el modelo productivo hacia un modelo de mayor desarrollo de industria nacional de TIC.

-¿Qué alternativas podría adoptar el próximo Gobierno nacional para financiar a los negocios iniciales («startups») y el crecimiento de las empresas?

-Alentar las incubadoras de empresas ligadas a los polos tecnológicos y facilitar créditos para la creación de empresas innovadoras.

-Puede usar el siguiente espacio para comentarios adicionales y propios.

-Sería necesario formular un plan nacional de gobierno electrónico consensuado con las provincias, reforzado por foros provinciales o regionales.

Otro desafío es desarrollar Conectar igualdad de modo que su misión educativa desborde las escuelas y las familias y pueda volcarse en las comunidades.

Sería asimismo importante prestar atención a la educación tecnológica de los adultos mayores.

Actualmente las aplicaciones de TIC pueden no sólo contribuir a su sociabilización, sino a su cuidado ambulatorio, el confort de sus hogares y la prevención de accidentes.

Puedes leer las respuestas de otros entrevistados aquí

Un comentario sobre “Susana Finquelievich y su balance TIC del kirchnerismo y del próximo Gobierno”

Deja un comentario