Skip to main content

«El Señor es nuestro juez… y él nos salvará»
Isaías 33:23

No a mi en soledad, no a vos en soledad.
El propósito de Dios no es salvar individuos aislados;
el propósito de Dios es salvar a su pueblo.
Dios promete salvarnos a todos y a todas.
Esa es señal de su justicia,
que se sostiene en el amor y en la misericordia.
En tiempos donde el aislamiento,
el egoísmo,
el individualismo,
el “sálvese quien pueda”,
nos impulsan a vivir en el miedo,
a tomar opciones cada vez más solitarias,
a alejarnos de la comunión con otros y otras,
a sentirnos amenazados por nuestros semejantes,
a vivir encerrados entre las rejas
de un mundo donde solo cabemos nosotros,
Dios nos dice que nos quiere salvar a todos y a todas.
Pero no en soledad, sino junto a otros y a otras.
Si creemos en el poder sanador y salvador
del amor de Dios, nuestro Padre y nuestra Madre,
animémonos a construir lazos entre las personas,
que afirmen que somos pueblo, que somos comunidad.
Y digamos, con claridad, que el plan de Dios
abre puertas a la salvación de todos y todas
quienes crean y confíen
en su amor restaurador y liberador.

Gerardo Oberman

Fuente: Red Crearte bajo Licencia Creative Commons Atribución 2.5 Argentina

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: