¿Qué ocurre con los niños y las familias migrantes en los EE.UU.?

La política de «tolerancia cero» del Gobierno de los EE.UU. ha separado hasta 2 mil niños de sus padres mientras se procesa su posible asilo en el país norteamericano o su deportación.

El Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la ex candidata presidencial demócrata Hillary Clinton y la propia esposa del presidente Donald Trump, Melania Trump, han manifestado su oposición a la medida.

Trump decidió ceder y firmar el 20 de junio un decreto que pone fin a la separación de las familias migrantes detenidas en la frontera sur al entrar sin autorización a los Estados Unidos.

La orden ejecutiva no anula la política de “tolerancia cero” que procesa a los adultos arrestados por ingresar ilegalmente.

El decreto tiene el objetivo de mantener a las familias unidas mientras son detenidas, acelerar sus casos y pedirle al Departamento de Defensa que ayude a hospedar a las familias.

La nueva directiva de Trump hacia los organismos de control es que encuentren o construyan instalaciones que puedan mantener juntas a las familias, padres e hijos, en lugar de separarlos mientras sus casos legales sean considerados por los tribunales.

En el siguiente hilo de tuits encontrarás más información de esta medida repudiable, que ofende al género humano e ignora la orden de Dios incluida en esa Biblia sobre la cual la gran mayoría de las autoridades de los Estados Unidos jura al asumir:

«Cuando algún extranjero se establezca en el país de ustedes, no lo traten mal. Al contrario, trátenlo como si fuera uno de ustedes. Ámenlo como a ustedes mismos»

Levítico 19:33, Nueva Versión Internacional (NVI).

Deja un comentario