¿Qué debes saber antes de comprar un televisor Smart TV?

Anuncios

Hay diferencias entre Smart TV, LED, OLED, 4K y HDR. El mundo de los televisores se ve mejor cada día, pero también es más confuso.

Existe una variedad muy amplia de televisores de alta definición (HD), 4K Ultra HD e incluso hay 8K en las tiendas, desde grandes pantallas hasta las de alta gama que distinguen a los mejores televisores disponibles.

Las tecnologías y características son sorprendentes, pero puede ser difícil mantenerse al día con todo, y mucho menos determinar lo que es importante.

Consejos rápidos para elegir tu Smart TV

Si tienes prisa, estas son las cosas más importantes que debes tener en cuenta antes de comprar un televisor. Cada uno de estos puntos están explicados con mayor detalle más adelante en esta nota:

  • No compres un televisor con una resolución inferior a 4K . Evita los Full HD o 1080p.
  • Puedes omitir televisores 8K (por ahora). Son súper caros, y las películas y los programas 8K aún no están disponibles.
  • Busca una frecuencia de actualización de 60 Hz o 120 Hz: cuando se trata de frecuencias de actualización, 60 Hz es bueno, pero 120 Hz es mejor. Una frecuencia de actualización más alta proporciona un movimiento más suave para todo, desde películas y espectáculos hasta deportes y juegos en vivo.
  • Busca un televisor compatible con HDR: ofrece colores más realistas y un mejor contraste.
  • Los televisores OLED se ven mucho mejor que la mayoría de los televisores LCD: pero los televisores QLED de Samsung y TCL son un término medio asequible.
  • Busca al menos cuatro puertos HDMI. Y puedes optar por el nuevo formato HDMI 2.1 si puedes.
  • Planea comprar una barra de sonido. Los altavoces de TV son peores hoy porque las pantallas son más delgadas.

Tamaño de pantalla de tu Smart TV: encontrar el punto óptimo

Ya sea que estés buscando un televisor básico o de alto rendimiento, el factor más importante en tu decisión probablemente sea el tamaño de la pantalla.

Considera cuántas personas en tu familia suelen mirar a la vez y dónde colocarás tu nuevo equipo.

Luego, elige el tamaño de pantalla más grande que se ajuste cómodamente a ese espacio y tu presupuesto.

El punto óptimo de hoy, considerando el precio, el rendimiento y la sala de estar típica, es de entre 55 y 65 pulgadas.

El tamaño de la pantalla también depende de qué tan cerca te sientes ante el televisor.

Básicamente, si puedes ver los píxeles individuales de la pantalla, estás demasiado cerca.

Una buena regla general es que debes sentarte a una distancia del televisor que sea tres veces más que la altura de la pantalla para HD y solo 1,5 veces la altura de la pantalla para 4K Ultra HD.

En otras palabras, puedes sentarte el doble de cerca de un televisor 4K UHD.

Nada puede reemplazar tu propia experiencia y criterio. Si tienes la oportunidad, una vez que se reabran los comercios luego de la pandemia del coronavirus, visita una tienda (y quizás convenga llevar a tu familia) y mira los televisores.

Aunque el contenido 4K es menos común que 1080p, es posible que desees esa tecnología de mayor resolución si planeas sentarte cerca de una pantalla muy grande.

Pero también debes considerar dónde irá el televisor en tu hogar. Si bien los consejos anteriores están destinados a salas de estar y cine en casa, querrás considerar qué tamaño es apropiado para otras partes de la casa, como el dormitorio o la cocina, donde un televisor más pequeño puede ser una necesidad.

Y si deseas algo para el aire libre, también necesitarás un televisor construido para ese ambiente.

En resumen, elije un tamaño de pantalla y una resolución adecuados para la distancia que te sentarás desde la pantalla.

Comenzaríamos en 55 pulgadas, a menos que estés en un pequeño departamento o dormitorio.

Resolución de pantalla de tu Smart TV: 8K, 4K o HD

La resolución describe el número de píxeles que componen la imagen en una pantalla, que se describe en términos de filas horizontales y columnas verticales.

Más píxeles se traducen en imágenes más nítidas y detalles más finos, por lo que una resolución más alta es (casi siempre) mejor.

Durante muchos años, la resolución de 1920 x 1080, también llamada Full HD, ha sido el estándar y sigue siendo la resolución más común en televisores de todo el mundo.

Sin embargo, los fabricantes de televisores están cambiando rápidamente a televisores Ultra HD (también llamados 4K).

Estos modelos 4K tienen cuatro veces más píxeles que las pantallas HDTV actuales. Estamos hablando de 2.160 líneas horizontales, o 3840 x 2160 píxeles.

El mayor beneficio de los televisores 4K es que los objetos pequeños en la pantalla tienen más detalles, incluido un texto más nítido.

En general, las imágenes parecen más ricas y más realistas que en un HDTV, pero los beneficios pueden ser sutiles.

La imagen más nítida también tiene el beneficio adicional de permitirle ver cómodamente la pantalla desde una distancia más corta, haciendo que los televisores más grandes sean más cómodos para ver en un hogar de tamaño normal.

El video Ultra HD se ve muy bien y se está volviendo más fácil de encontrar. Varios servicios de transmisión, como Netflix, Amazon Video e incluso YouTube, han comenzado a ofrecer contenido 4K, haciendo de los televisores inteligentes y los dispositivos de transmisión la mejor opción para encontrar fácilmente películas y programas 4K.

Si bien los discos Blu-ray ultra HD se están volviendo más comunes, siguen siendo menos comunes que los 1080p estándar.

La TV en vivo aún no ha aceptado completamente 4K, pero algunos operadores han comenzado a ofrecer películas 4K.

Aunque los juegos Ultra HD pueden mejorar el contenido HD existente, los resultados pueden mezclarse y no lucir tan nítidos como la programación 4K original.

La primera ola de televisores 8K ha llegado al mercado, con el televisor Q900 8K de Samsung llegando primero a la Argentina. Y puedes esperar algunos televisores 8K más en 2020.

Estas pantallas cuadruplican la resolución vista en televisores 4K, ofreciendo un salto gigante en la calidad de la imagen, pero encontrar contenido para aprovechar al máximo esa resolución más alta es extremadamente limitado.

Pasarán al menos un año o dos antes de que se recomienden televisores de 8K para cualquier persona que no sea el primero de los adoptantes (y tener disponible más de medio millón de pesos para pagar un televisor con esta tecnología), por lo que es recomendable seguir con 4K.

En resumen, la resolución Ultra HD, también llamada 4K, se está convirtiendo cada vez más en el estándar, y es una mejor opción si desea asegurar su inversión en el futuro.

Ya puedes comprar televisores 8K de mayor resolución, pero mejor espera.

HDR en tu Smart TV: Consíguelo si quieres la mayoría de los colores

HDR es una nueva característica de los televisores 4K Ultra HD y representa un alto rango dinámico, una referencia a su capacidad para ofrecer más colores, más niveles de contraste y mayor brillo.

HDR es esencialmente una actualización del formato 4K o Ultra HD (no es aplicable a los juegos HD de 1080p).

Para esta nueva característica, los fabricantes de televisores están bautizando nuevos apodos para los sets para distinguirlos de los televisores 4K Ultra HD estándar.

El estándar básico para contenido de alto rango dinámico se llama HDR10, según lo establecido por UHD Alliance, un grupo comercial de la industria.

Docenas de compañías están respaldando esta especificación mínima básica para la compatibilidad HDR, por lo que verás «HDR10» o «Ultra HD Premium» en un número creciente de equipos este año.

Dolby Vision es una versión más exigente de HDR, creada y licenciada por los creadores de la reducción de ruido Dolby y sonido envolvente.

En teoría, un televisor con Dolby Vision tiene que cumplir con un equipo de criterios más estrictos para mostrar contenido HDR.

Hasta ahora, Dolby Vision ha liderado la industria en términos de formatos HDR patentados.

Sigue habiendo cierta confusión HDR. Todos los equipos habilitados para HDR en el mercado son actualmente compatibles con HDR10, pero Dolby Vision solo se encuentra en televisores que cumplen con los estándares técnicos de Dolby y pagan tarifas de licencia por el estándar.

No obstante, Dolby Vision se ha convertido rápidamente en el estándar de la industria para contenido HDR, y lo puedes encontrar en modelos premium de la mayoría de las marcas.

Samsung ha presentado su propio formato HDR premium, llamado HDR10 +, para todos sus televisores inteligentes.

Si bien el formato HDR10 + ofrece una excelente experiencia visual, es mucho menos común que Dolby Vision, con contenido HDR10 + ofrecido en Amazon Prime Video y un puñado de UHD Blu-rays.

Aún más problemático, muchos reproductores de Blu-ray UHD no son compatibles con HDR10 +, por lo que sus opciones son aún más limitadas si deseas ir todo en el formato HDR patentado de Samsung.

Aún podrás disfrutar del formato HDR10 más básico a través de cualquier reproductor o televisor con capacidad HDR.

No hay mucha programación HDR disponible, pero está empezando a verse un poco mejor.

Hay unas pocas docenas de películas en el nuevo formato de disco Blu-ray 4K, con un número creciente de programas HDR disponibles a través de servicios de transmisión, como Amazon Prime y Netflix.

Algunos nuevos reproductores de Blu-ray 4K también prometen ser actualizables para manejar los nuevos discos HDR, pero verifica antes de comprar.

Finalmente, el cable y el satélite tienen su propia forma de HDR, llamada Hybrid-Log Gamma (HLG), por lo que debe comenzar a ver HDR de vez en cuando para películas e incluso TV en vivo.

En resumen, no elijas un televisor solo por su soporte HDR porque el estándar aún no se ha resuelto.

Sin embargo, si deseas lo mejor, compra un televisor HDR que sea compatible con Dolby Vision, ya que ese formato parece estar ganando impulso.

Frecuencia de actualización: más rápido es mejor en tu Smart TV

La frecuencia de actualización, expresada en hercios (Hz) describe cuántas veces por segundo se actualiza una imagen en la pantalla.

La frecuencia de actualización estándar es 60 veces por segundo, o 60 Hz.

Sin embargo, en escenas con objetos que se mueven rápidamente, una frecuencia de actualización de 60 Hz puede hacer que las cosas se vean borrosas o nerviosas, particularmente en televisores LCD HDTV.

Entonces, para crear una imagen más sólida, los fabricantes duplicaron la frecuencia de actualización a 120 Hz (y en algunos casos hasta 240 Hz).

Como no hay tantas imágenes por segundo en el contenido de video original, los televisores manejan las velocidades de actualización más rápidas de diferentes maneras.

Un método es simplemente insertar imágenes en negro entre las imágenes originales, engañando a los ojos del espectador para que vean una imagen menos borrosa y más sólida.

Otra técnica es generar e insertar nuevas imágenes, que muestran un estado de movimiento entre las dos imágenes adyacentes, para mostrar un movimiento más realista.

Sin embargo, dependiendo de cómo se realice el procesamiento de video, puede hacer que una película o una comedia de situación parezca plana, o como si fuera una telenovela mal iluminada y antigua.

Algunos modelos nuevos cuentan con soporte de frecuencia de cuadro alta (HFR), lo que significa que tienen una frecuencia de actualización más alta y soporte adicional para contenido con frecuencias de cuadro superiores a 60 Hz.

Con el contenido de HFR configurado para provenir de películas y transmisiones en vivo, y HFR será especialmente bueno para los deportes en vivo, por lo que definitivamente es una característica a tener en cuenta.

Los jugadores («gamers») estarán especialmente interesados ​​en obtener tasas de actualización más altas, pero si estás utilizando una consola de juegos, 60 Hz es el punto ideal.

La mayoría de las consolas de juegos superan los 60 cuadros por segundo, e incluso los mejores televisores de juegos 4K ofrecen el mejor rendimiento muy por debajo de los 120 Hz que sugerimos para otro contenido.

Una advertencia: ten cuidado con términos como «frecuencia de actualización efectiva», lo que significa que la frecuencia de cuadros real es la mitad de la frecuencia establecida (por ejemplo, una «frecuencia de actualización efectiva de 120 Hz» es en realidad una frecuencia de actualización de 60 Hz).

En resumen, los jugadores obtendrán mucho de un televisor de 60Hz, pero la mayoría de los compradores de televisores no deberían comprar un televisor con una frecuencia de actualización inferior a 120 Hz.

HDMI y conexiones: busca más para tu Smart TV

Puede parecer una idea de último momento, pero presta atención a la cantidad de entradas HDMI que tiene un televisor.

Los fabricantes que buscan reducir los costos pueden ofrecer menos enchufes HDMI en la parte posterior.

Estos puertos pueden agotarse rápidamente: agrega una barra de sonido, un Roku o Chromecast y una consola de juegos, y ya has utilizado tres puertos.

Si has decidido dar el paso y obtener un 4K Ultra HD, asegúrate que los puertos del televisor admitan HDMI 2.0 para admitir futuras fuentes Ultra HD.

Muchos televisores en el mercado tienen solo un puerto que admite el esquema de protección de copia 4K conocido como HDCP 2.2 (protección de contenido digital de alto ancho de banda).

El nuevo formato HDMI 2.1 ha comenzado a aparecer en los televisores en los últimos meses, y aunque los mayores beneficios del nuevo estándar se verán en la entrega de contenido de 8K, todavía hay muchas cosas buenas para los televisores 4K.

La mayor mejora es la compatibilidad con la frecuencia de actualización variable (VRR), que introduce el mismo tipo de coincidencia de frecuencia de fotogramas que se ve en las tecnologías G-Sync de Nvidia y FreeSync de AMD.

Al hacer coincidir la frecuencia de actualización de TV con la frecuencia de fotogramas de su fuente de contenido, en este caso la tarjeta gráfica dentro de su consola de juegos o PC, obtendrá una acción más suave y cero rotura de pantalla.

También agrega velocidades de cuadro más altas para video 4K y datos HDR más ricos que permitirán ajustes a nivel de escena para un control de retroiluminación más preciso.

En resumen, busca al menos cuatro puertos HDMI; y si puedes, opta por el nuevo formato HDMI 2.1.

Tipos de Smart TV y jerga explicada: LCD, LED LCD, OLED

Además de los equipos de proyección, básicamente solo hay dos tipos de televisores en el mercado: LCD y OLED. A menos que tengas muchos ingresos disponibles, probablemente comprarás un televisor LCD.

H3 Televisores Smart TV de LED y LCD

La mayor parte de los televisores de hoy son LED LCD. Estos equipos HD y Ultra HD utilizan diodos emisores de luz (LED) para iluminar la pantalla LCD y pueden ser extremadamente delgados.

Muchos de estos televisores pueden iluminar en forma dinámica partes específicas de la pantalla y atenuar otras partes para representar mejor una combinación de áreas claras y oscuras en una escena, una característica conocida como atenuación activa o atenuación local.

La mayoría de los televisofres LCD utilizan LED en el borde de la pantalla.

El mejor de estos modelos admite la atenuación activa, pero se necesita algo de magia digital para hacer esto simplemente manipulando las luces a lo largo del borde.

Los televisores LED de matriz completa tienen diodos emisores de luz directamente detrás de la pantalla, en una cuadrícula de «zonas» que se pueden iluminar u oscurecer individualmente.

Tal disposición hace que la luz de fondo sea más precisa y permite una imagen más detallada sobre el contraste.

La retroiluminación de matriz completa alguna vez se reservó para los modelos de nivel superior, pero con la aparición de más televisores Ultra HD a precios más bajos, esta característica se está volviendo más común en televisores de precios moderados.

Otra tecnología LCD, llamada puntos cuánticos, se está volviendo más común, impulsada por los requisitos de HDR para producir una gama más amplia de colores y más brillo.

Una pantalla LCD que utiliza puntos cuánticos básicamente tiene otra capa, o «riel» agregado, de puntos de nanocristales de diferentes tamaños que se iluminan cuando la luz de fondo del LED los golpea. El resultado es un espectro de color más amplio y mayor brillo.

Ten en cuenta que algunas marcas ofrecen etiquetas confusas. El ejemplo de esto es el nombre «QLED», destacado en los equipos premium de Samsung y otros fabricantes se están subiendo al carro del QLED.

Estos son televisores LCD de punto cuántico con retroiluminación LED, que no debe confundirse con OLED.

Y aunque las pantallas de puntos cuánticos aún no pueden igualar los verdaderos niveles de negro de OLED, la brecha se está reduciendo a medida que los fabricantes trabajan para mejorar la tecnología.

Para un punto medio asequible entre LCD básico y pantallas OLED costosas, la mejora de puntos cuánticos es una forma inteligente de hacerlo.

A favor de Smart TV LED y LCD

  • Amplia gama de precios, tamaños y características.
  • Algunos modelos asequibles Ultra HD 4K.
  • Pantallas brillantes visibles incluso en una habitación soleada.
  • La calidad de imagen mejora constantemente con la retroiluminación de matriz completa.
  • La tecnología de puntos cuánticos.

En contra de Smart TV LED y LCD

  • Exhibe imperfecciones cuando muestra movimiento rápido, como en los deportes.
  • Pierde algunos detalles de sombra porque los píxeles no pueden quedar completamente negros (incluso con retroiluminación de matriz completa).
  • Las imágenes se desvanecen cuando se ven desde el lado (fuera del eje).

Televisores Smart TV OLED

Los televisores OLED funcionan mejor que los LED-LCD de matriz completa con unas pocas docenas de zonas de iluminación.

En lugar de una luz de fondo, los OLED utilizan una capa de LED orgánicos, controlados a nivel de píxel, para lograr niveles absolutos de contraste y negro.

Las imágenes de fuegos artificiales contra un cielo negro son una demostración favorita de la tecnología OLED.

Sin embargo, LG no es la única compañía que busca activamente la tecnología OLED en pantallas de gran tamaño.

Sony ha estado ofreciendo modelos OLED durante varios años, y se espera ver nuevas ofertas OLED de Philips.

La mejor tecnología de visualización en su clase se ve exclusivamente en equipos 4K, y su tamaño varía desde 55 pulgadas hasta 75 pulgadas o más.

A favor de Smart TV OLED

  • Mejor imagen de TV, sin excepción.
  • Colores realmente pop, negros más profundos y mejor contraste y detalles de sombras que los televisores LCD.
  • Conserva la calidad de la imagen cuando se ve desde un lado.

En contra de Smart TV OLED

  • Precios premium.
  • Brillo de pico más bajo que algunos televisores de LCD.
  • Incertidumbre acerca de cómo funcionarán las pantallas con el tiempo, incluso si retendrán las imágenes «fantasmas» (también conocidas como «quemado») de mostrar una imagen estática durante demasiado tiempo.

Resolución 8K en Smart TV: mejor quedate en espera

Si pensabas que el salto a la resolución 4K fue increíble, 8K te deslumbrará, porque aumenta aún más los detalles con 7680 x 4320 píxeles.

Es la próxima gran novedad en los televisores de consumo masivo. Pero todavía no vale la pena gastar tanto dinero en un televisor (salvo que no tengas problema en pagar 600.000 pesos, el precio del primer televisor 8K de Samsung en la Argentina).

Los fabricantes de televisores están apostando fuerte por las pantallas 8K, y no hay duda de que es la próxima gran novedad en los televisores.

Pero a todos esos detalles sorprendentes todavía le falta un elemento esencial: el contenido.

No hay películas de 8K disponibles para comprar, y la transmisión en 4K ya es más exigente de lo que la conexión a Internet de muchas personas puede manejar.

Hasta el momento, las compañías esperan que el sofisticado aumento de escala impulsado por inteligencia artificial haga que todo se vea lo suficientemente bueno como para justificar precios que superan con creces el costo de los televisores 4K premium.

En resumen, puedes dejar los televisores 8K caros a los primeros usuarios.

Hasta que el contenido esté disponible, terminarás pagando mucho dinero por un video 4K mejorado.

Televisores: la mayoría ya son Smart TV

Un número cada vez mayor de juegos viene con Wi-Fi incorporado para conectar servicios basados ​​en Internet como Netflix para transmitir videos o ejecutar aplicaciones para ver programas de interés especial, descargar películas a pedido, jugar juegos o incluso publicar en Facebook.

Los últimos modelos pueden incluso buscar contenido a través de servicios de transmisión y programación en vivo por cable y satélite.

Las interfaces generalmente están mejorando. LG y Samsung usan una práctica barra de iconos en la parte inferior de la pantalla.

Roku ofrece su famosa interfaz intuitiva en televisores económicos de Hisense, TCL y otras marcas de bajo costo. Google ofrece su plataforma de Android TV a compañías como Sony.

Si bien la mayoría de los televisores inteligentes incluyen los principales servicios, como Netflix, asegúrate que el televisor que compres tenga las opciones que deseas.

Las aplicaciones de transmisión disponibles en televisores inteligentes también son una de las mejores formas de encontrar y disfrutar de contenido 4K y HDR.

Con películas y programas ofrecidos por los servicios de Amazon, Netflix y YouTube, es rápido y fácil encontrar tanto resolución 4K como contenido habilitado para HDR, más fácil que encontrar Blu-rays con los formatos deseados.

La única preocupación es si tu conexión a Internet puede proporcionar suficiente ancho de banda.

Pero no todos los televisores inteligentes son iguales. Muchas marcas económicas ofrecen una funcionalidad de TV inteligente sin nombrar la plataforma real que utilizan. En estos casos, espera encontrarte con limitaciones.

Las plataformas inteligentes fuera de la marca a menudo sufren de una selección de aplicaciones severamente limitada, un rendimiento inferior y agujeros de seguridad enormes.

En el pasado, podrías haber comprado un televisor «tonto» menos costoso y hacerlo inteligente con un dispositivo de transmisión como Chromecast.

Pero hoy es difícil obtener un televisor que no sea inteligente, incluso si se trata de un modelo pequeño.

En resumen, la capacidad inteligente ahora es una característica estándar en los televisores, por lo que cada vez es un factor menos importante en su decisión de compra.

Relación de contraste en tu Smart TV: números no confiables

La relación de contraste describe el rango de niveles de brillo que puede mostrar un televisor.

Las mejores relaciones de contraste muestran sombras y matices más sutiles y, por lo tanto, mejores detalles.

Sin embargo, la forma en que los fabricantes miden tales proporciones varía ampliamente.

De hecho, la especificación ha sido tan desacreditada que si un vendedor la utiliza como un punto de venta, debes comprar en otro lugar.

Es mejor ver por uno mismo cómo un televisor muestra detalles de sombras al encontrar una película con escenas oscuras y ver qué tan bien revela detalles en las sombras de, por ejemplo, una película de Harry Potter.

Experimenta con el brillo, la nitidez y otras configuraciones de imagen del televisor antes de tomar una decisión final. Una sugerencia al respecto: selecciona el modo «película» o «cine» en el televisor.

Los mejores televisores tendrán niveles de negro oscuro y profundo, mientras que las pantallas menos costosas brillan con un gris oscuro, incluso cuando deberían mostrarse en negro.

Estos grises se denominan «niveles de negro elevados» y son un problema común en televisores LCD menos premium.

En resumen, puedes ignorar las especificaciones de relación de contraste de los fabricantes, ya que no son comparables entre las marcas.

En cambio, busca niveles de negro profundos y un halo mínimo alrededor de objetos de alto contraste.

Audio: compra una barra de sonido para tu Smart TV

Incluso los HDTV más finos y caros tienen el talón de Aquiles: un sonido deficiente.

Es una consecuencia del diseño esbelto de los paneles planos: no hay suficiente espacio para altavoces grandes que produzcan un sonido completo y rico.

Entonces, tienes tres opciones:

  • Usar auriculares, que pueden hacer que parezcas antisocial.
  • Compra un sistema de sonido envolvente, que puede ser una molestia para configurar y además, producir desorden en el ambiente donde está el Smart TV.
  • Obtener una barra de sonido.

Las barras de sonido son populares porque pueden mejorar significativamente la experiencia cinematográfica y, sin embargo, instalarse en minutos.

Las mejores barras de sonido son lo suficientemente delgadas como para caber debajo de un soporte de TV sin bloquear la parte inferior de la imagen.

La mayoría también se puede montar debajo de un televisor que cuelga de la pared.

Varias compañías también ofrecen cajas de sonido o soportes que pueden deslizarse debajo de un televisor.

Algunos televisores y barras de sonido también son compatibles con Dolby Atmos, un nuevo estándar de audio de Dolby que incluye sonido superior para una experiencia auditiva más completa.

Si bien puedes obtener el efecto Atmos utilizando altavoces en el techo, muchas barras de sonido tienen un procesamiento de audio Atmos y altavoces de disparo hacia arriba integrados para crear un sonido de sonido más realista que no requiere la colocación de múltiples altavoces que tendría con 5.1 o 7.1 de sonido envolvente.

Y no te preocupes por el desorden de cables adicional. Casi todos los televisores actuales cuentan con al menos un puerto HDMI con capacidad de canal de retorno de audio (ARC).

Esta característica HDMI estándar te permite usar HDMI como entrada y salida de audio, lo que te permite no solo enviar audio al televisor desde tus dispositivos multimedia externos, sino también a tu barra de sonido.

Esa conexión ARC significa que obtienes un excelente sonido para todos tus dispositivos, sin necesidad de un receptor especial.

En resumen, las películas y los deportes se benefician de la suma de una barra de sonido.

Anuncios

Deja un comentario