Metrotel y Silica invierten u$s10 M para ampliar conectividad

Silica Networks, compañía de Grupo Datco que provee infraestructura, mantenimiento y servicios de conectividad y transporte sobre fibra óptica, y Metrotel, empresa de telecomunicaciones que desde hace más de 25 años brinda servicios a empresas argentinas, anunciaron la finalización de la construcción de una nueva traza de sus redes para unir Buenos Aires con las estaciones de amarre de los cables submarinos de conectividad internacional en el balneario bonaerense de Las Toninas.

Según me informó Silica en un comunicado, el proyecto demandó una inversión conjunta de 10 millones de dólares para la construcción e iluminación de un tendido de fibra óptica de alta capacidad de más de 450 kilómetros.

Esta nueva traza construida por Metrotel y Silica Networks tiene una relevancia estratégica en la infraestructura de conectividad entre la Argentina y el mundo.

Se trata de un tendido que utiliza una ruta alternativa a la del resto de las redes de los operadores que conectan con las estaciones de amarre de Las Toninas.

El nuevo tendido comienza en la localidad de El Talar de Pacheco, en el norte del Gran Buenos Aires.

De allí tiene un recorrido diferente a las otras redes de fibra óptica, que van por la rutas 2 y 11.

El nuevo tendido es una opción de alto valor para operadores y compañías que requieren asegurar la continuidad de servicios.

Traza alternativa

Al no superponer la traza con la de las otras redes existentes, el tendido evita tener puntos singulares de falla.

Se trata de eventuales cortes y contingencias que puedan afectar la conectividad internacional del país.

Este recorrido demandó una extensión de 60 kilómetros adicionales a los 290 kilómetros que hubieran sido necesarios en un tendido por la ruta.

En estos tramsos se contempla la apertura de sitios de amplificación cada 100 kilómetros.

Así se establece una nueva ruta de baja latencia que conecta al país con el mundo entero a través de los cables submarinos transcontinentales.

Además, la nueva traza fue diseñada para mejorar la conectividad y el acceso a Internet a través de fibra óptica en las ciudades por las que pasa el tendido de red.

Algunas de ellas son Domselaar, Coronel Brandsen, Jeppener, Altamirano, Chascomús, Dolores, General Lavalle, General Conesa, Las Toninas.

Conectividad de alta capacidad

“En un contexto en el que las inversiones no abundan, este proyecto es una muestra de la vocación y el compromiso que como compañía tenemos con el desarrollo y crecimiento de la industria en el país», dijo Horacio Martínez, director general ejecutivo de Silica Networks.

Se acompañan así «la necesidades de una mejor conectividad internacional». Y a la vez se impulsa «el desarrollo local al abrir la fibra en las localidades por las que pasa la red», explicó.

De esta manera se rompe, según Martínez, «la lógica que se ha dado históricamente con los gasoductos o líneas de alta tensión».

Esas infraestructuras «pasan por muchísimos pueblos y ciudades en los que no hay gas de red o provisión de energía eléctrica».

Es el caso de las ciudades de General Lavalle y General Conesa. A pesar de estar a la vera de la ruta por donde pasa la fibra óptica desde 1999, no contaban hasta ahora con conectividad de alta capacidad.

Hernán Ballve, director general ejecutivo de Metrotel sostuvo que esta obra significa una actualización de infraestructura.

«Se trata de una inversión de capitales internacionales que implica una mejora en conectividad y tecnología para todos los usuarios ya que tiene como resultado una red más moderna», destacó.

Silica Networks realizó en los últimos años inversiones para extender su red de fibra óptica de más de 13.000 kilómetros de extensión.

Esta red atraviesa las principales economías regionales de la Argentina, Brasil y Chile, con salida a los océanos Atlántico y Pacífico.

Deja un comentario