Skip to main content

“No hay mal que por bien no venga”, dice el refrán. Y con Bahía César, mi sitio web, entre mayo y junio se aplicó muy bien, como te contaré en esta nota, que describe un “detrás de escena” de esta página.

Bahía César, que nació como blog en 2012, necesitaba un cambio de diseño e imagen. Un blog es como un cuaderno de bitácora. El criterio de orden y de diseño es el cronológico, aunque existen plantillas que permiten destacar notas en la parte superior de la página principal.

Bahía César comenzó siendo un blog en 2012, diseñado y alojado en la plataforma WordPress.com. En 2015, renové el diseño por mis propios medios.

En 2020 transformé el blog en un sitio web, con una página fija al inicio, con secciones («categorías», en la jerga de WordPress) separadas.

Sin embargo, la plantilla de diseño (el tema, según WordPress) seguía siendo la misma desde 2015, la Twenty Fourteen. Aunque versátil y sólida, lucía, obviamente, anticuada.

Desde su inicio Bahía César estuvo alojado en WordPress.com, de la empresa Automattic, creadora de la plataforma WordPress, con quienes también tenía registrado el dominio.

¿Y a qué viene el refrán «No hay mal que por bien no venga”? (En la Biblia tiene un significado más profundo en Romanos 8.28) El 9 de mayo de 2021 pedí a WordPress.com que me cambiara el plan que tenía contratado por otro, porque el vigente superaba por mucho lo que necesitaba.

Al hacer el cambio de plan, la empresa eliminó, sin ninguna advertencia previa, todas las notas publicadas entre fines de junio de 2020 y el 9 de mayo de 2021.

Gracias a Dios, yo había obedecido un consejo básico, elemental e imprescindible en tecnologías de la información (TI): siempre hay que hacer una copia de seguridad completa antes de realizar un cambio grande. En mi caso, había hecho un «backup» completo del sitio, que pesaba más de 10 GB, antes de pedir el cambio a WordPress.com.

Al comprobar la eliminación masiva de notas, puse en espera al sitio (si lo visitaste entre esa fecha y fines de mayo habrás leído un cartel de «Próximamente»). De inmediato comencé mis reclamos diarios por correo electrónico a WordPress.com, a los que obtuve respuestas inconsistentes. La compañía terminó de restaurarme el sitio recién a fines de mayo.

Todos estos problemas con WordPress.com me impulsaron a dar el salto de retirarme de esta plataforma y encarar el rediseño completo de Bahía César. Aunque tengo experiencia básica en WordPress y otros sistemas de gestión de contenidos (CMS, sigla en inglés), mi conocimiento no es suficiente para hacer mudanzas de alojamiento («hosting») y restauración de sitios web.

Busqué en la red social LinkedIn personas capacitadas para este trabajo, les solicité presupuestos, y recurrí a colegas míos para pedir referencias y asesoramiento. Mi apreciado colega Augusto Finocchiaro, quien también es simpatizante de River Plate como yo, me recomendó de inmediato y sin dudar a Fabio Baccaglioni.

Además de editar desde 2002 su sitio personal Fabio.com.ar y desde 2005 el blog de tecnología Tecnogeek, Fabio tiene una empresa, Cake Division, especializada en creación y desarrollo de sitios web, tiendas de comercio electrónico, acciones en redes sociales, y creación de contenidos en plataformas de Internet.

Me comuniqué con Fabio, quien enseguida respondió a mi pedido con una hoja de ruta de trabajo y un presupuesto. Le encargué el trabajo, que cumplió de manera muy eficiente y solvente.

Desde hace casi un mes Bahía César luce renovado por completo y varios lectores me expresaron su agrado por el cambio.

Expreso mis felicitaciones por su trabajo a Fabio, a quien te recomiendo si necesitas hacer alguno de los trabajos que mencioné en la descripción de su empresa.

Me referí en esta nota al diseño, porque en relación con las notas, Bahía César no tendrá grandes cambios, salvo en “La frase del día” y “La foto del día”, secciones que dejé de publicar porque no encajaban bien en la nueva presentación.

Como todo trabajo de gran envergadura (Bahia Cesar tiene más de 10.000 notas publicadas en más de 9 años y medio, con un archivo general de más de 10 GB), quedaron pendientes algunos ajustes que no fueron responsabilidad de Fabio sino de errores de la copia de seguridad que me generó WordPress.com a través de su servicio Jet Pack.

Me refiero a las fotografías internas de muchas notas entre 2012 y 2020. Te comparto este inconveniente porque si ingresas a notas de ese período, en muchas de ellas no encontrarás imágenes en el interior de los artículos. Incorporaré en forma manual esas fotos en los próximos meses.

Como dice Cecilia González, colega mexicana radicada en Buenos Aires, “seguimos”, en mi caso con Bahía César, ahora renovado y al día en cuanto al diseño. Agradezco tu apoyo a través de la lectura y los comentarios y a los auspiciantes que apoyan este espacio.

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: