Skip to main content

Las subvenciones se convirtieron en la principal fuente de ingresos para los medios nativos digitales de América latina en años recientes, de acuerdo con el informe «Punto de inflexión internacional».

El estudio, citado por el Centro Knight en un boletín que me envió, se realizó por primera vez en 2016 en la región.

En aquella época las subvenciones no eran una fuente significativa de ingresos: apenas 16 por ciento de los medios consultados en América latina habían recibido ese tipo de apoyo.

El informe más reciente apunta que, en 2019, esos fondos superaron a todas las otras fuentes de financiamiento y pasaron a representar el 29 por ciento de los ingresos de los medios en la región. Y, en 2020, la cifra se elevó a 37 por ciento.

El estudio define subvención como los financiamientos de fundaciones privadas, inversionistas filantrópicos, empresas privadas, así como donaciones de organizaciones gubernamentales nacionales y extranjeras.

De acuerdo con el estudio, el salto entre 2019 y 2020 “refleja un aumento de subvenciones disponibles para los medios a medida que la pandemia de Covid-19 se desenvolvía y las organizaciones periodísticas de todo el mundo reportaban pérdidas drásticas de ingresos, en especial en publicidad y eventos”.

Punto de inflexión internacional fue realizado por la organización SembraMedia, con apoyo de Luminate y del Center for International Media Assistance (CIMA), y publicado el 4 de noviembre. La primera vez que el estudio fue hecho, en 2016, fueron consultados 100 emprendedores de medios nativos digitales de la Argentina, Brasil, Colombia y México.

El informe actual incluye 100 medios entrevistados de esos mismos cuatro países, pero amplía la encuesta a otras regiones del mundo. El nuevo estudio, con un equipo de 23 investigadores locales, consultó a líderes de 49 organizaciones en África (Ghana, Kenia, Nigeria y Sudáfrica) y 52 del sudeste asiático (Indonesia, Filipinas, Malasia y Tailandia).

En todas las regiones, el financiamiento por subvenciones fue el principal tipo de ingresos, con un 31 por ciento, durante 2020. Pero América latina destacó con una media superior, de 37 por ciento.

En la región, las fundaciones privadas u organizaciones de inversión filantrópicas fueron las mayores fuentes de subvenciones, seguidas por Google, que fue mencionado por 41 por ciento de los empresarios de medios latinoamericanos.

En 2016, las fuentes más comunes de ingresos en la región eran “los servicios de capacitación, publicidad programática, servicios de consultoría, publicidad nativa y contenido corporativo y espacios publicitarios”.

El crecimiento de las subvenciones fue uno de los principales factores que permitió a los medios nativos digitales enfrentar las dificultades traídas por la pandemia de Covid-19, afirmó el documento.

La emergencia de salud impactó los presupuestos de publicidad en todo el mundo, con un efecto dramático para muchos medios de comunicación. Incluso algunos especialistas alertaron sobre un “evento de extinción de medios” para las organizaciones periodísticas. A pesar de eso, el informe de SembraMedia identificó que los medios nativos digitales encuestados lograron protegerse, en cierta medida, de ese impacto económico.

“Nos sentimos aliviados al descubrir que la mayoría de los más de 200 medios nativos digitales incluidos en este estudio ampliado no sufrió las enormes pérdidas financieras reportadas por los medios tradicionales. Nuestro análisis indica que esto se debe, principalmente, a que no dependían demasiado de la publicidad y al aumento de las subvenciones para los medios en 2020”, indicó el informe.

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: