Skip to main content
Religión

Había un jardín

By 19 abril, 2014abril 20th, 2014No Comments

«En el lugar donde Jesús murió, había un jardín…» (Juan 19:41)

No es un comentario casual el que hace Juan.
Donde a Jesús le arrancan la vida
de la forma más cruel, hay un jardín.
Donde la tortura y la saña buscan callar
a quien abría el rumbo hacia lo nuevo, hacia la luz,
allí, justo allí, había un jardín.
Donde los poderes religioso y político se confabularon
para impedir que el nazareno escandalice su falsa moral
y ponga en evidencia la corrupción de sus acciones,
en ese sitio, hay flores y huele a primavera.
Donde la ausencia de amigos y discípulos, de amigas y discípulas,
anuncia cobardías y traiciones, negaciones y miedos,
en ese lugar, los pájaros entonan su cotidiana alabanza a la creación.
Donde sonreían los opresores y se saludaban los guardianes de la muerte,
el viento danzaba entre los árboles del jardín
y su soplo apacible llevaba el aroma fresco de de la vida.
Donde dos hombres solidarios tomaban en brazos un cuerpo inocente
para colocarlo en un sepulcro,
allí, allí había un jardín.
Un jardín que sería pronto el espacio sagrado
de la más maravillosa subversión de todos los tiempos: la resurrección.

Flores, Neuquén

Tortura, muertes inocentes, intrigas del poder, opresión, oscuridad,
siguen siendo parte de la historia humana, están presentes.
Pero, no olvidemos, abramos bien los ojos, porque justamente allí,
Dios puede haber puesto un jardín.

Gerardo Oberman

Fuente: Red Crearte, bajo licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.5 Argentina.

César Dergarabedian

César Dergarabedian

Soy periodista. Trabajo en medios de comunicación en Buenos Aires, Argentina, desde 1986. Especializado en tecnologías de la información y la comunicación. Analista en medios de comunicación social graduado en la Universidad del Salvador. Ganador de los premios Sadosky a la Inteligencia Argentina en las categorías de Investigación periodística y de Innovación Periodística, y del premio al Mejor Trabajo Periodístico en Seguridad Informática otorgado por la empresa ESET Latinoamérica. Coautor del libro "Historias de San Luis Digital" junto a Andrea Catalano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: