Luis María Di Filippo y su alabanza y adoración a Dios junto a sus amigos

Casi un año después de sufrir un accidente cerebrovascular, Luis María Di Filippo está de pie, en todos los sentidos de la frase.

Como parte de la serie de reuniones por mis 50 años, me reuní con Luis entre noviembre y diciembre de 2014 en la ciudad chubutense de Puerto Madryn, donde él reside.

(Estoy en deuda con mis invitados y con vos, lector de este blog, con las notas sobre estos encuentros por mi cincuentenario. Más sobre esta idea en esta nota).

Acerca de Luis y su ejemplo de vida te conté en esta nota y sobre sus problemas cerebrovasculares en este artículo y en esta nota.

Nuestro común amigo Pablo González difundió a inicios de marzo un video que me motivó a compartirte estas buenas noticias.

Luis sigue con sus terapias de rehabilitación, y mientras tanto trabaja como diseñador gráfico en su casa. Y se reúne con amigos en Puerto Madryn, en especial con aquellos que viajan hasta esa ciudad patagónica.

Así fue el caso de Alejandro y Lizzie Bedrossian, amigos en común, quienes fueron a la ciudad chubutense como parte de sus vacaciones de verano.

Dana, la hija de Pablo, filmó los siguientes videos donde aparecen Pablo, el anfitrión, su esposa Leticia y su otra hija, Candela; Alejandro y Lizzie.

Después de una cena, cantaron una canción de Pablo Bedrossian, «Nuestro canto expresa un sentir«, que fue lema en la década del 80 de un congreso nacional de la Juventud Evangélica Bautista Argentina (JEBA), un espacio donde todos los mencionados hasta aquí y yo compartimos muchas experiencias inolvidables :

También alabaron a Dios con estas dos gemas del himnario protestante y evangélico, «Cómo podré estar triste» y «Cuán grande es él«:

Emociona ver y escuchar a mis amigos reunidos en torno a una mesa, alabando y adorando al Dios de la vida. Son personas que se encuentran entre las que más quiero y aprecio en esta tierra, con la seguridad de que también serán mis amigos en el cielo y la tierra nueva, en esa eternidad que Luis anticipa con su canto.

Un comentario sobre “Luis María Di Filippo y su alabanza y adoración a Dios junto a sus amigos”

  1. Pablo R. Bedrossian – San Pedro Sula, Honduras – Mi primer propósito es informar y formar. Este no es un blog para obtener seguidores sino para ser utilizado como consulta o referencia en temas muy diversos como historia, naturaleza, arte o fe. Mi segundo propósito es generar opinión. Este mundo necesita pensamiento y participación, no sólo seguimiento y observación. Es un llamado a ser protagonistas y no sólo testigos, actores y no sólo espectadores. Formación Profesional: * Médico Especialista en Cardiología * Máster en Administración y Marketing Estratégico * Máster en Dirección de Empresas (MBA)
    Pablo R. Bedrossian dice:

    Luis María Di Filippo es una de las mayores inspiraciones para mi vida. Un ejemplo a seguir de lucha y tenacidad a prueba de todo. Un héroe sin prensa. Me alegra mucho verlo a él y a queridos amigos como Pablo González y mi hermano Alejandro, cantando «a su manera» una canción escrita hace 30 años, que sigue expresando fe y esperanza en un mundo difícil, violento y complejo. Gracias, César, por compartirlo!

Deja un comentario